11 agosto 2020
  • Hola

El parque micológico de Candelario convertirá a la provincia en referente nacional

Los promotores del proyecto trabajan con Micocyl, Junta y Diputación para compartir experiencias | La iniciativa podrá ser una realidad a partir de junio de 2021

12 jul 2020 / 19:07 H.

La puesta en marcha del parque micológico inclusivo proyectado en Candelario permitirá situar a la provincia de Salamanca en primera línea de este tipo de turismo a nivel nacional al tratarse de un proyecto pionero que se implantará al mismo tiempo en Palencia y en Teruel. La iniciativa, que cuenta con financiación europea, espera contar también con la colaboración del proyecto Micocyl, que lleva años trabajando en Castilla y León para regular la recolección de setas e impulsar el turismo de forma ordenada permitiendo además el desarrollo sostenible de las zonas micológicas.

El Ayuntamiento de Candelario ha acogido la primera reunión presencial del proyecto, entre cuyos objetivos figura el de impulsar la colaboración entre Fungigo (proyecto impulsor del parque de Candelario) con el Micocyl, que en la provincia de Salamanca regula las sierras de Béjar y Francia, Las Quilamas y El Rebollar. El encuentro contó con la presencia de técnicos de la Junta y Diputación, además de responsables políticos, como el diputado de Medio Ambiente, Román Hernández, y el presidente de la asociación provincial del programa Micocyl y alcalde de El Cabaco, José Antonio Sánchez, entre otros.

El proyecto se centrará durante 15 meses en el diseño de acciones “innovadoras, sostenibles e inclusivas” para el aprovechamiento y comercialización de setas silvestres, a través de la figura de los Bosques Micológicos Inteligentes e Inclusivos (BMII). Se considera que las setas silvestres son un producto de alta calidad, muy valorado tanto por los vecinos del medio rural como del urbano, que tiene un acceso difícil y restringido tanto en el espacio como el tiempo. Por eso, desde el proyecto Fungigo se pone de manifiesto que el recurso micológico “ofrece por ello un alto potencial económico para las zonas productoras, debiéndose respetar su sostenibilidad a largo plazo”.

La primera toma de contacto presencial ha permitido conocer la experiencia del programa Micocyl en Salamanca y establecer las bases de cara al parque micológico de Candelario, cuya creación podría comenzar a ser realidad en junio de 2021.

La iniciativa tiene un presupuesto global de 600.000 euros, que no se ha desgranado por parques micológicos, aunque en proyecto hay tres: Candelario, Palencia y Teruel. Por tanto, la inversión proyectada en la localidad salmantina podría suponer una tercera parte. No obstante, los promotores no han detallado aún en qué va a consistir dicha intervención.

UNA OPORTUNIDAD DE DESARROLLO

El acotado de las sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar gestiona los recursos micológicos de 41 localidades de la provincia y de Cáceres, ya que en la asociación salmantina se incluyen las cacereñas Descargamaría y Robledillo de Gata al contar con montes de su propiedad pero en terreno de Salamanca.

En total, son 92 los montes públicos incluidos en la zona de gestión, que establece las normas de acceso a los recolectores y marca las pautas de recogida en una superficie de 55.434 hectáreas. Los municipios que forman parte del acotado, además de los dos cacereños, son: La Alberca, Agallas, El Cabaco, Candelario, Las Casas del Conde, Casillas de Flores, Cepeda, El Cerro, Escurial de la Sierra, Fuenteguinaldo, Garcibuey, Herguijuela de Ciudad Rodrigo, Herguijuela de la Sierra, Lagunilla, Linares de Riofrío, Madroñal, El Maíllo, El Martiago, Miranda del Castañar, Mogarraz, Monforte de la Sierra, Monsagro, Montemayor del Río, Nava de Francia, Navarredonda de la Rinconada, Navasfrías, El Payo, Peñaparda, Rinconada de la Sierra, Robleda, El Sahugo, San Martín del Castañar, San Miguel de Valero, San Miguel del Robledo, Serradilla del Arroyo, Serradilla del Llano, Sotoserrano,Villanueva del Conde y Villasrubias.

Los rebollares ocupan el 35% de la masa forestal incluida dentro del programa Micocyl de Salamanca, seguidos de los pinares de llanura (14%) y los pinares de montaña (10%). Hay también un 8% de encinares y quejigares y un 3% de castaños. La recolección media anual ronda los 344.648 kilos y el número de permisos de recolección ha alcanzado los 17.924.

El de Salamanca es uno de los once acotados micológicos que existen en toda la Comunidad y que se regulan a través del programa Micocyl. La experiencia de esta iniciativa permitirá también a los promotores del parque micológico de Candelario aprovechar conocimientos para adelantar tiempo y trabajo.

PALABRAS CLAVE