Borrar
Vecinos en la plaza de la localidad de Almenara de Tormes. EÑE
Crece el censo en los pueblos por el miedo al rebrote

Crece el censo en los pueblos por el miedo al rebrote

Municipios como Almenara de Tormes, Espino de la Orbada, Sequeros o Aldearrodrigo han aumentado población en las últimas semanas ganando en algunos casos hasta 30 vecinos

Martes, 23 de junio 2020, 14:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El confinamiento que ha sufrido el país como consecuencia de la pandemia producida por el coronavirus ha hecho que cambien las tendencias en cuanto a las compras, a la socialización, a las actividades educativas y de ocio y en general a casi todas las acciones que conforman la vida diaria de las personas. Lo mismo ha pasado con las viviendas y el entorno en el que se ubican, ya que durante el encierro muchos se han dado cuenta de que los pequeños municipios acumulan muchas más ventajas que las ciudades y ante el miedo a posibles rebrotes y que haya que volver a poner en práctica las medidas de distanciamiento social más estrictas, algunos pueblos de la provincia se han beneficiado en las últimas semanas de un aumento en los empadronamientos.

Aunque en la mayoría de los casos las variaciones no son determinantes, algunas localidades como Almenara de Tormes han sumado 30 nuevos vecinos en los últimos días, algo insólito al hablar de la España vaciada, donde lo habitual es perder población de forma progresiva y preocupante. También en Aldearrodrigo se han empadronado 7 nuevos vecinos, según el alcalde, Celedonio Espinosa: “Se trata de gente joven con casa en el pueblo”, igual que en Espino de la Orbada.

El teletrabajo es otra de las claves de los nuevos empadronamientos, ya que esta nueva posibilidad ha hecho que muchos se planteen un cambio de residencia a las segundas viviendas ubicadas en los pueblos, donde, en muchos casos, ya vive parte de la familia y donde, sin lugar a dudas se gana en calidad de vida. Esto ha sucedido en Sequeros, localidad en la que, además de aumentar la población, tienen una sala disponible para estos menesteres con un repetidor wifi: “Ya hay varias personas interesadas en quedarse aquí, incluso alguno que volverá a Madrid de forma puntual, pero que se quedará y se empadronará en el pueblo y para eso habrá que mejorar las conexiones de internet porque ya nos piden 4G”, explica Mauricio Angulo, alcalde del municipio serrano.

El incremento en el censo se ha dejado notar también en municipios como Parada de Rubiales, Rollán, Poveda de las Cintas, Peñaranda, Sanchotello o Peromingo, algo que refleja y hace aflorar las virtudes de los pueblos, que en época de crisis sanitaria resurgen como tabla de salvación de las ciudades.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios