Borrar
Cascada del Desgalgadero, en Villarino CASAMAR
Cascadas, miradores y rutas en el corazón de Las Arribes

Cascadas, miradores y rutas en el corazón de Las Arribes

Villarino de los Aires ofrece maravillas como la cascada del Desgalgadero, El Teso de San Cristóbal y Ambasaguas

Jueves, 25 de marzo 2021, 14:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Espectaculares vistas que convergen con servicios dirigidos al turismo y alternativas de ocio para todos los gustos. Villarino de los Aires presume de un atractivo entorno en el que evadirse y perderse. Comenzando por el Desgalgadero, una cascada que rebosa vida, con sesenta metros de caída de agua que sale al encuentro del río Tormes.

Este año ha recibido cientos y cientos de visitantes. El poderío de la naturaleza se muestra en todo su esplendor desde el Teso de San Cristóbal, que se asienta sobre una falla de 300 metros de altura, y que atesora restos arqueológicos de la cultura celta —un castro y varias tumbas—, además de la ilustre Peña del Pendón, en cuya cima se encuentra, accesible, un trono esculpido. La peña, de unas ochenta toneladas, está apoyada en su centro de gravedad, de modo que una sola persona puede balancearla con poco esfuerzo y experimentar el fenómeno físico que la caracteriza. La visita encuentra su epicentro en el imponente Mirador del Balcón de Pilatos.

Otra de las zonas más visitadas es Ambasaguas, el punto en el que el río Tormes desemboca con el Duero, provista de un merendero e incluso barbacoas. El Mirador de la Falla y el Mirador del Duero acompañan el entorno, y desde los mismos es posible ver gran parte del río y parte de Portugal.

Para los aventureros hambrientos de más naturaleza arribeña en el entorno de Villarino, existen diversas rutas senderistas. Así, el caminante puede recorrer senderos en el corazón de Las Arribes: Los Piconitos, Ambasaguas, el Desgalgadero o Vendemoro. Villarino se abre al turista como un pueblo afable y hospitalario en el que el turismo está creciendo.

La estancia culmina con alternativas ineludibles para cualquier gourmet, y es que Villarino es la localidad impulsora de la Ruta del Vino de Las Arribes, haciendo así las delicias del turista no solo desde el sentido de la vista a través del regalo de los espacios naturales, sino desde el gusto, pudiendo paladear los mejores vinos de la zona en bodegas con historia.

Contenido patrocinado por elAyuntamiento de Villarino de los Aires

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios