Borrar
Dos vecinos llenan garrafas de agua para el consumo en su hogar. J. H.
«Estamos ya cansados de no poder beber agua del grifo»

«Estamos ya cansados de no poder beber agua del grifo»

En Villoruela suman siete meses con problemas de potabilidad. Los análisis arrojan niveles superiores a los permitidos en metolacloro y nitratos. El Ayuntamiento está mejorando el sistema de limpieza de los filtros

Viernes, 24 de mayo 2024, 19:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los vecinos de Villoruela dicen estar «hartos y cansados» de no poder beber del grifo y tener que surtirse de agua embotellada para el consumo. El agua contiene nitratos y metolacloro y no es apta para el consumo «Hay que tomar una determinación ya», exigen dos vecinos mientras llenan garrafas de agua en los depósitos instalados por la Unidad de Gestión del Ciclo del Agua de Diputación de Salamanca en la nave municipal que conocen como la cárcel vieja.

«Lo que pasa es que lo mismo el Ayuntamiento no tiene dinero, pero si quieren hacer algo a veces se tienen que endeudar, sino no se hace nada», considera otro habitante de Villoruela. El Ayuntamiento solicitó agua potable a la Unidad de Gestión del Ciclo del Agua el 19 de octubre de 2023.

Desde el 13 de enero y hasta el 29 de abril esta unidad de gestión de la Diputación ha suministrado 26.000 litros de agua potable al municipio.

Desde el Consistorio no han cesado en su empeño en la búsqueda de una solución. «Estamos mejorando el sistema de limpieza de los filtros de nitratos a través de una válvula de tres vías para hacer más eficientes los lavados de dichos filtros y evitar aumento de nivel de nitratos en depósito», explica el alcalde, Javier Miguel de la Torre. «Ahora no tenemos la certeza total que explique la causa del problema», añade respecto al origen de la contaminación del agua.

Están a la espera de que el laboratorio realice nuevamente análisis de metolacloro, ya que los últimos dieron 0,063 microgramos por litro de agua de metolacloro, cuando el nivel permitido es de 0,03. El resultado del análisis realizado en nitratos fue de 69 con fecha 21 de mayo, cuando el máximo permitido es de 50.

Hay vecinos que señalan los tratamientos fitosanitarios que realizan los agricultores del regadío. «Cuando da nitratos es por el fertilizante, y cuando da metolacloro, es por el herbicida», explica una vecina de Villoruela. «El problema ha venido con el regadío, antes era secano y no se filtraba tanto, ahora con el regadío se filtra más», opina otro vecino. «Y que cada vez echan más productos», señala otro. «Es que para el secano no lleva tantos productos pero para el regadío sí», responde. Mientras tanto los vecinos hacen uso del agua que suministra la Diputación de lunes a viernes en horario de 12:30 a 13:00 horas.

«Para beber compramos agua embotellada y esta la utilizamos para cocinar», coinciden las vecinas Mari Flor Paradinas y Arancha Coria. Además, ambas coinciden en declarar que aunque se dé a conocer que el agua ya se puede beber, se resisten a cambiar el agua comprada por la del grifo para el consumo directo. «En otros pueblos han tenido el mismo problema y ya lo han resuelto», manifiesta indignado Lucas el Moro.

«Estamos llevando fatal tener que comprar agua, estamos muy descontentos, llevamos ya mucho tiempo sin poder beber del grifo, verla correr y no poder beber es frustrante», concluyen dos vecinas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios