15 junio 2019
  • Hola

Adaptarán los tendidos eléctricos en Arribes para proteger al águila perdicera y al alimoche

Los trabajos irán de La Fregeneda a Vega Terrón, de Hinojosa a La Fregeneda y de Puerto Seguro a San Felices de los Gallegos

16 abr 2019 / 14:46 H.

Iberdrola y la Fundación Patrimonio Natural han suscrito este martes un convenio de colaboración con el objetivo de activar medidas específicas de conservación del alimoche y el águila perdicera en el Parque Natural Arribes del Duero.

El acuerdo contempla acciones prioritarias en tramos de líneas eléctricas, propiedad de Iberdrola Distribución, ubicadas en zonas relevantes para la nidificación del águila perdicera y el alimoche.

Iberdrola se compromete a acometer, dentro de su plan de renovaciones de líneas de su propiedad, los trabajos de adaptación de 83 apoyos identificados en tramos prioritarios a lo largo de más de 22 kilómetros.

Estos se corresponden con las líneas comprendidas entre el municipio de La Fregeneda y el muelle de Vega Terrón, en el Río Duero; entre Hinojosa de Duero y La Fregeneda y el que va desde Puerto Seguro y San Felices de los Gallegos y que atraviesa el Río Águeda, han informado a Europa Press fuentes de la compañía eléctrica.

El proyecto LIFE Rupis tiene como objetivo la conservación del alimoche y el águila perdicera en el Parque Natural Arribes del Duero y Douro Internacional y desarrolla diferentes acciones dirigidas a reforzar las poblaciones de ambas especies a ambos lados de la frontera.

Zonas prioritarias

La corrección de líneas eléctricas es una de las acciones principales planteadas en este proyecto LIFE en cuyo marco, tras la recogida de datos llevada a cabo a lo largo del proyecto, ya se han podido determinar cuáles son las que se han considerado prioritarias.

“El conflicto entre aves y tendidos eléctricos es una realidad, a pesar de que solamos contemplarlas pertrechadas en ellos como lugares idóneos para el oteo o la nidificación”, ha señalado Iberdrola, que ha añadido que “conscientes del impacto” y con el objetivo de implementar medidas de conservación para estas especies el proyecto LIFE establece medidas destinadas a minimizar estos riesgos para la avifauna.

Para ello, ya en 2017 se realizaron diferentes señalizaciones de líneas y se mejoraron los apoyos más conflictivos para las aves. En el municipio de La Fregeneda (Salamanca) se desmontaron tres de estos tendidos que, tras ser retirados, fueron recogidos y llevados a un gestor autorizado.

El proyecto LIFE Rupis de conservación transfronteriza, cofinanciado por la Unión Europea a través de fondos LIFE, empezó su andadura en julio de 2015 y, con una duración de cuatro años, finalizará en el 2019.

Los objetivos principales son la reducción de los riesgos de accidentalidad y el aumento del éxito reproductor del alimoche y el águila perdicera, prioritariamente pero que afectan también al buitre negro y el milano real.

En total son nueve las organizaciones, tanto españolas como portuguesas, las que están trabajando en el ‘Rupis’, que supone una inversión de 3.578.924 millones de euros, de los que 2.672.481 millones -el 74,67 por ciento- son aportados por el Programa Life.