16 agosto 2022
  • Hola

Pas de bateau espagnol

11 jun 2022 / 03:00 H.

    La “chose” comenzó pocas horas después de que “monsieur le président” Pedro Sánchez anunciase hace ya unas cuantas semanas que España cambiaba su posición sobre el Sáhara. Acto seguido, los ganaderos “espagnoles de bovins”, los de Salamanca incluidos, que exportaban su animales a Argelia en “bateau”, vieron cómo “les frontiéres” de este país se cerraban. No hubo comunicación formal como tal, simplemente se hizo llegar el mensaje por vías directas e indirectas de que las compras en nuestro país se habían acabado, vamos que “c’est fini”. No es la primera vez ni tampoco será la última que el sector agrario termina pagando una parte de la factura de las decisiones que se adoptan en materia de política internacional, bien por parte de la Unión Europea o de España, lo que viene a demostrar que no se puede contemplar al campo como si estuviese aislado, porque no es así.

    Esta, la del “bateau”, fue la primera repercusión negativa del cambio de posición protagonizado por Sánchez, que todavía se mantiene, y lo que te rondaré morena. Porque conociendo al actual inquilino de la Moncloa, que mata por la política internacional, está claro que fue una decisión personalísima suya. Entonces escribí que ojalá todo se quedase ahí, pero que mucho me temía que el enfado de los hasta entonces “nos amis” argelinos sería de campeonato. Y, a su ritmo, poco a poco se han ido conociendo pruebas de este malestar hasta terminar en lo sucedido durante las últimas cuarenta y ocho horas. Y, mientras tanto, aquí no hemos logrado que “monsieur” Sánchez nos explique los motivos que llevaron a protagonizar ese vuelco en la política exterior. Los que quieren ver algo de lógica, insisten en que habrá por medio sugerencias o presiones de Estados Unidos, por ejemplo. Los amantes de la teoría de la conspiración señalan que es muy posible que exista un chantaje de Marruecos, que dispone de información sensible sobre el actual inquilino de La Moncloa.

    La situación todavía se entiende menos si se tiene en cuenta que Argelia es el principal suministrador de gas de España y que Sánchez anunció esa decisión justo cuando las cotizaciones de este producto se habían disparado. Es más, el de los precios era el segundo de los problemas en la UE, porque el primero era, y es, la necesidad de garantizar el suministro de este producto energético. Los de Roma aprovecharon la coyuntura para hacerse socio preferente de los argelinos. Ayer, desde Bruselas, la Comisión Europea pidió a las autoridades de Argel que den marcha atrás en sus “represalias”, pero mucho me temo que, aunque España solicite que vayan más allá, los de la UE no se mojarán más, ya que hay estados miembros que resultan beneficiados y tampoco presionarán. La verdad es que me gustaría saber las razones que llevaron a Sánchez a cambiar la posición y a enfadar a los argelinos. Porque alguna explicación debe a haber. ¿O “non”?

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png