13 agosto 2022
  • Hola

Los románticos de la política

02 jul 2022 / 03:00 H.

    Los concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca, Ana Suárez, Fernando Castaño y Juanjo Sánchez, se van a enfrentar a pecho descubierto a las urnas el próximo mes de mayo bajo las siglas de Ciudadanos. Así lo han decidido y así lo ha dado a conocer el concejal de Turismo, Fernando Castaño, pocos días después de la debacle de su partido en las elecciones andaluzas, donde literalmente han desaparecido del mapa. “No nos avergonzamos. En las elecciones iremos bajo las siglas de Cs”. Definitivamente los ediles salmantinos de Ciudadanos son los últimos románticos de la política.

    Nadie da un euro por ellos. Con un partido en descomposición total, es más que probable que se lleven un revolcón en las urnas a pesar de su valía y de su empeño. Los ciudadanos -con minúscula- rara vez apuestan por candidatos que no tienen detrás el respaldo de una formación. Los tres merecerían continuar con su labor en la cosa pública porque conciben la política como servicio público de verdad -que nadie se ofenda por esta lisonja inesperada, que dentro de los partidos políticos tradicionales, y sin ir más lejos en el Ayuntamiento de Salamanca, hay gente que tiene la misma entrega que los tres naranjas, pero estamos hablando de Ciudadanos-.

    Me consta que hay muchas personas que están cursando una invitación a los tres ediles para que cambien de bando a tiempo. Seguramente la sugerencia no parta de nadie con mando en plaza en el PP, pero es lógico que después de las catástrofes electorales que ha vivido en el último año y pico el partido de Arrimadas, muchos se planteen que la gente válida tiene que salir corriendo antes de que se hunda definitivamente el barco.

    El desastre en Andalucía fue el colofón a un resultado que prácticamente estaba escrito desde que Arrimadas pegó la espantada de Cataluña para hacer política en Madrid y Albert Rivera se vio obligado a presentar su dimisión por los incontables bandazos. Ni Juan Marín, el vicepresidente fiel de Juanma Moreno, se ha salvado y era un rostro conocido y valorado por los andaluces. También él se ha quedado sin escaño.

    Al hilo del desastre naranja y de la refundación que quiere hacer Arrimadas con ella misma y con otros tres más que quedan, salió el martes Fernando Castaño, el romántico de la política, a comunicarnos que no abandonarán el barco de Ciudadanos como las ratas. “Nosotros hemos venido a jugar hasta el final y este grupo municipal ha demostrado que sabe nadar a contracorriente y aguantar en momentos malos”, dijo. Castaño debía referirse a cuando se enfrentaba al todopoderoso exvicepresidente de la Junta, Francisco Igea, que nunca consiguió amedrentarlos a pesar de los intentos. Pero Castaño no sabe que no es lo mismo plantarle cara al odiado líder de su partido que enfrentarse a los ciudadanos, con minúsculas, en las urnas con un partido que pesa como una losa y que en lugar de ayudarte, te hunde.

    La situación del partido de Arrimadas es crítica porque se ha quedado sin los principales pilares sobre los que refundar su proyecto político. En poco más de 15 meses Ciudadanos ha perdido sus cuatro gobiernos autonómicos (Madrid, Andalucía, Castilla y León y Murcia). La única que sobrevive y con cierto tirón es Begoña Villacís, pero sobrevive porque no ha llegado su hora. Ella sabe lo que puede ocurrir el próximo mes de mayo y la prueba irrefutable es que cuando estuvo contra las cuerdas el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, a cuenta de las famosas mascarillas, ella se negó a plantarle una moción de censura. Es lista y sabe que la moción le hubiera costado un disgusto. Así puede que tenga alguna posibilidad de ir en las listas del PP, porque no nos engañemos en su partido quedan cuatro supervivientes que se “refundirán” ellos mismos: Inés Arrimadas, Edmundo Bal, Begoña Villacís y Francisco Igea, que no se habla con el resto. No me sale ningún nombre más. Bueno sí, los tres idealistas del Ayuntamiento de Salamanca.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png