20 marzo 2019
  • Hola

La vida como chiste

13 mar 2019 / 03:00 H.
Alberto Estella
El farol

Necesitamos olvidar las miserias, traiciones, a los malandras y demás fauna de la política, refugiándonos en el fútbol, la poesía, el cine... y en el humor. Franco nos distraía con el balompié, las demostraciones sindicales, y el Cordobés. Pero también hacía olvidar los problemas del gentío con Gila, “la carcajada del Siglo XX” le llamó Coll, que hoy cumpliría 100 años.

Miguel Gila ni perteneció a la 5ª Brigada de Líster – al que Machado envidió :“si mi pluma valiera tu pistola” -, ni fue fusilado. Son sus dos mas gruesas imposturas. Algunos creemos que el falangista Sánchez Mazas – padre de los Sánchez Ferlosio -, tampoco fue mal fusilado, huyendo en un descuido por el bosque. Gila nunca estuvo ante un pelotón de moros borrachos, como afirma en su biografía, ni tuvo que aguantar toda una noche entre cadáveres hasta poder escapar, con un cabo malherido a sus hombros. Es mas, durante el franquismo hizo tranquilamente la mili en Zamora, donde ya dejó sedotta y abandonatta a una de sus numerosas parejas, la zamorana Ricarda. Y nunca fue un perseguido de aquel régimen, ni cuando salió zumbando para América por bígamo y adúltero. Era incluso llamado al Pardo cada 18 de Julio para amenizar la velada a la señora del dictador.

Hay evasiones mas delicadas, como San Juan de la Cruz o Mozart. Pero Gila, que sostuvo que la vida era toda un chiste – otros gafes dicen que un valle de lágrimas -, es el descacharre. Hasta Don Antonio, mi severo padre, pegado el oído a la radio de cretona escuchando su programa, se moría de risa. Nada de sonrisitas, ni gesto risueño, ¡carcajadas! Entonces toda España, la rural y la urbana, olvidaban sus infortunios, e imitaban el personaje de Pagliacci – “ponte el traje y empólvate el rostro” -, riendo a mandíbula batiente mientras escuchaba al genial humorista, el mejor del Siglo XX, relatando su nacimiento surrealista, las tremendas bromas de los pueblos, o su candorosa guerra.

Con la merecida derrota política de Silvia Clemente y la dimisión del nefasto Ciudadano Pablito Yañez, he hecho dos muescas en mi pluma y me he pinchado en YouTube varios sketch de Gila. Se me han olvidado Pablo Iglesias, el guaperas, Torra, Puigdemont y hasta Maduro. Desternillante.