Borrar

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Esta es una relación de los establecimientos en la Plaza Mayor.

Jaime Mañosa Espinel, «Camisería de Madrid» desde Rúa 1 ya en 1870, en 1885 se traslada a la Plaza Mayor, número 7, pero dura poco porque en 1889 se traslada a la calle de Toro, número 1, principal, cuando la sastrería para sacerdotes de Juan Pérez Hernández denominada «La Argentina» se va al número 11. En 1907 Jaime Mañosa publica un método teórico-práctico de corte y confección.

Es sustituida por la nueva camisería «Eraña», cuyo dueño Tomás se anuncia como Sucesor de J. Mañosa y vende camisas y calzoncillos a medida. A primeros de 1950 Eduardo González de la «Costa Azul» abre la camisería «Gon Val» junto a las sederías «Doyes» en el número 11.

El número 16, en abril de 1901 es ocupado por el establecimiento de camisas, confecciones y sobre todo ropa interior de señora y niño, con especialidad de equipos para novias de Casto Mulas y Mulas, denominado «El Paraíso».

El número 17, en 1870 es ocupado por la tienda de novedades de Santos Velasco y Sobrino, que despachaba camisas, corbatas, cuellos, puños, pecheras, tirantes y otros accesorios y que en julio de 1899, pasa a ser el comercio de Prudencio Santos Benito, dueño de los dos locales siguientes.

Joaquín Moreno Rebollo, abre su negocio en el número 20, el 14/09/ 1940, que comienza con camisería fina y novedades.

En el número 22, en febrero de 1866 se instala Juan Sastre Mazo, excelente camisería a medida y confección de ropa blanca, ganador de varios premios en exposiciones de España y Francia y «Camisero de su Majestad».

En el número 23, en 1904 monta una sucursal Primitivo Muñoz, con camisería fina y mercería al por menor donde se encontraba la tienda de Francisco Téllez y en 1917 amplía el negocio con el local contiguo, por traspaso de «El Buen Gusto» de Ignacio Frutos. Efectúa el traspaso de ambos y en 1925 adquiere los locales de los números 28 y 29.

El número 30, antes de 1884 es el comercio de paños, camisería, corbatería y novedades, «Angoso», propiedad de Eladio Sánchez Angoso. En 1914 pasa a ser de la Viuda y luego es regentada por su hijo Fernando, figurando la firma como «Hijo de Eladio Angoso». Se reinaugura completamente cambiada la tienda en mayo de 1942. Eladio, ya un nieto del patriarca, cierra en 1980.

En el número 37, en octubre de 1865 ya se encuentra la representación de Plata Meneses. Le sustituye «El Buen gusto» de la Viuda de Pozueta e Hijos, con dedicación a camisería, novedades y corbatería, que en 1881 se traslada al número 47.

Al número 38, el 10 de octubre de 1895 llega desde el nº 22, la sastrería de Benito Schweicer, que amplía el negocio con camisería fina y al morir el dueño el día 7 de setiembre de 1898, a los 38 años, su viuda, Flora Sánchez Rodríguez, deja el negocio en manos del hijo, Eduardo.

En 1914 se convierten las tres plantas de la casa en los almacenes de Siro Gay, quien se ha trasladado desde el número 34 y anunciando su negocio como bolsos, bisutería, perfumería y camisas. Los locales eran propiedad de Primitivo Muñoz, suegro de Siro Gay desde 1908.

En el número 43 y en 1908, tras algunas vicisitudes, se instala la camisería de José María Viñuela Corporales, trasladada desde Poeta Iglesias, nº 8, con una tienda llamada «Camisería Inglesa». El número 44, local cerrado de la relojería de Pedro Blanco Hermosilla, lo incorpora al suyo José María Viñuela, para denominarse a partir del 14 de abril de 1916, todo el establecimiento «Camisería Inglesa». José María Viñuela publicó un libro titulado «Libreta utilizada para aprender sus obligaciones el dependiente de comercio».

En el número 46, hacia 1874 se establece la firma Pedro Junquera junto con los hermanos Buxaderas, quedando posteriormente en manos de Antonio y José Buxaderas un establecimiento que tiene gran surtido en toda clase de tejidos, amén de sastrería y camisería a medida.

En 1914 se instala la perfumería de Matías «Boyero», anunciada siempre como Plaza Mayor, 1 y Zamora, 1. Comenzó como bazar donde se vendían incluso guantes, corbatas, camisas, cuellos y puños.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios