02 diciembre 2022
  • Hola

Estrategas

17 feb 2022 / 03:00 H.

    Los argumentarios de los partidos suelen resultar bastante irrisorios. Destilan simpleza y sesgo. Y si encima carecen de verosimilitud, entonces el espectáculo se vuelve obsceno. De ahí lo estrambótica que ha resultado la campaña del PP en las recientes elecciones. La propia disolución de las Cortes ya fue un festín del despropósito, y desde entonces Mañueco no ha cesado su racarraca, pretendiendo explicar que se vio forzado al adelanto electoral. Estrategas. Estrategas. Estrategas.

    Quien asó la manteca también se creyó su propio argumentario. Y si no lo creyó, nos lo quiso hacer creer. De modo que Mañueco decidió (y asegura que no le decidieron) los correspondientes comicios. No importó el dinero público que iba a derrocharse (cómo no va a ser despilfarro gastar recursos públicos de manera innecesaria y caprichosa); no importó que la pandemia atravesara una de sus olas; no importó que Castilla y León se quedase sin presupuestos; no importó el carajal parlamentario que cabía haber previsto... Nos contaron que en el 13F no había otro interés, que el bien común de esta comunidad. En sus cabezas sonaba bien. Estrategas. Estrategas. Estrategas.

    Pretendieron forjar un sendero triunfal para Casado. La rotunda victoria en Castilla y León (incluso salivaban con la mayoría absoluta) contribuiría a que La Moncloa cayese como fruta madura, y entretanto Mañueco disfrutaría de un gobierno fuerte y estable. Más allá de impostadas euforias, los hechos son bastante menos triunfalistas: sometimiento a Vox y pérdida de 55.000 votos respecto a 2019 (año en que el PP ya había conseguido su más bajo resultado en Castilla y León). Estrategas. Estrategas. Estrategas.

    La cuestión decisiva no es qué repercusiones tiene algo para unas siglas concretas, sino qué repercusiones entraña ese algo para la vida de la ciudadanía y la solidez de las instituciones. Las irresponsables estrategias implican coste. A veces coste electoral. A veces coste democrático. En ocasiones, ambos. El problema es que los tiros en el pie no solo alcanzan a quien dispara. Hay tiros en el pie que repercuten de forma sustancial sobre los pies de toda una sociedad. Estrategas. Estrategas. Estrategas.

    ¿Establecerán PP y PSOE algún acuerdo que ayude a afrontar amenazas que nos envuelven dentro y fuera de Castilla y León? Pues salvo sorpresa, no. Aunque simularán que el tema les preocupa, volverán a evidenciar que les preocupa mucho más encontrar el atenuante que diluya sus respectivas responsabilidades. Vox es la mejor baza electoral con que cuenta el PSOE; y Podemos, ERC o Bildu son la mejor baza electoral con que cuenta el PP. En consecuencia, ¿cómo PSOE y PP van a desatender sus sacrosantos ombligos partidistas? Peor que nuestro bipartidismo es el bifundamentalismo, claro. Pero el segundo no se explica sin la responsabilidad del primero. Estrategas. Estrategas. Estrategas.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png