16 agosto 2019
  • Hola

Entre el éxito y la salida

29 may 2019 / 03:00 H.
Alberto Estella
El farol

Veo una viñeta que muestra al líder del PP frente al letrero EXIT, con el muñequito verde atravesando a la carrera una puerta. Con esta leyenda en labios de Pablo Casado: “Creí que ponía éxito y resulta que me marca la salida”. El dibujante debió concebirla antes de que concluyera el escrutinio, porque el presidente del PP no tiene que tomar la salida de la política. Salió reforzado, según opinión prácticamente unánime. Pero el autor coquetea con el apasionante mundo de la lengua, los diferentes significados de las palabras, en este caso tan dispares como el éxito (político), o la salida (por el fracaso).

Hace unos días abarrotaba el Casino y divertía a los asistentes el filólogo Emilio del Río, colaborador de Pepa Fernández en Radio Nacional, programa “No es un día cualquiera”. Sostiene que el latín alimenta mas del 70% de nuestro idioma. Por ejemplo, el dichoso Brexit. No es palabra inglesa, sino enlace de Britannia —como llamaron los romanos a Inglaterra—, y exit, que tampoco es inglesa, sino latina, y significa salida (en este caso de la Unión Europea). Sucede que en castellano “salida” tiene numerosos significados. Recuerden uno que le atribuye el gentío: el conductor pregunta en la Plaza por la salida del pueblo y el lugareño le responde: “¿Ve usted aquella gordita que sale de la Farmacia? Pues esa es”. No lo tomen a broma, nuestro más antiguo diccionario, el “Tesoro de la lengua castellana” (1611), del que fuera estudiante en Salamanca, Sebastián de Covarrubias, en una de las acepciones de salida reza: “la perra que está cachonda”.

La exida era la salida del lugar, sentenció Covarrubias. Por eso las salidas de nuestros pueblos se llaman el egido (de exitus). Salvedades: algunos apellidos charros y el pueblo de Almería: era donde se reunía el ganado comunal y se hacían las eras. Hasta que llegaron los cultivos tempranos y el plástico, y lo convirtieron en un inmenso invernadero.

Otra cosa son el éxodo bíblico (la salida del pueblo hebreo) y el exilio político, del mismo origen. Quienes debían estar en la viñeta del EXIT, son Pablo Iglesias, y desfilando detrás Virginia Carrera, Gabriel de la Mora, Isabel Muñoz... A hacer puñetas.