19 marzo 2019
  • Hola

El radar invisible ya multa en Salamanca

El velolaser lleva un mes en manos de la Guardia Civil de Tráfico y se está usando en las carreteras que acumulan más accidentes, las secundarias

04 ene 2019 / 13:07 H.

Es el radar más pequeño que existe en la actualidad. Equipado con la última tecnología y a prueba de inhibidores. Su nombre, velolaser, ya ha comenzado a multar en las carreteras salmantinas. Según han confirmado a LA GACETA, el dispositivo, que se puede anclar fácilmente en un guardaraíl, en el poste de una señal de tráfico o colocar en un trípode, lleva un mes y medio en manos de la Guardia Civil de Salamanca. Aunque se puede usar en cualquier tipo de vía, de momento sólo se está colocando en las carreteras secundarias, las que más siniestralidad acumulan. Una forma de demostrar que los radares cumplen esa función de prevención de accidentes de tráfico al perseguir a los que no respetan los límites de velocidad poniendo en peligro su vida y la de los demás.

Aunque su llegada se había anunciado hace más de un año, los problemas que estaban generando han retrasado su puesta en macha en Salamanca. Su funcionamiento se dificulta con temperaturas superiores a los 30 grados y con lluvia.

Los pequeños trípodes que necesitan y su tamaño provocan que sean prácticamente invisibles para los conductores hasta que no se encuentran muy cerca de ellos. Además, su portabilidad permite que puedan ir a bordo de coches o motos y, además, consiguen medir la velocidad de un vehículo en cualquier carril de la carretera. Las primeras comunidades en recibirlos fueron Madrid, Galicia, Valencia, Cataluña, Murcia, Aragón y Andalucía, y a finales del pasado año 2018 han llegado a Castilla y León. Uno de ellos ya está en las carreteras salmantinas.



¿Sabes cuáles son los pueblos que van a empezar a otorgar el cheque bebé?

El joven tiroteado el domingo en Pizarrales ingresa en prisión por un robo con violencia

Renfe se desdice y ahora habrá que esperar unos días para comprar los bonos del Alvia