30 marzo 2020
  • Hola

Todos los okupas de Los Alcaldes abandonan el edificio por la presión policial

La Policía ha vallado los bloques en los que se habían instalado hasta 60 familias | El temor a perder las ayudas sociales también ha sido clave para muchos de ellos

23 ago 2017 / 20:21 H.

La totalidad de las familias que hasta este momento okupaban de manera ilegal diversas viviendas en el barrio de Los Alcaldes han abandonado el edificio como consecuencia de las medidas implantadas por el Ayuntamiento de Salamanca en coordinación con la Subdelegación del Gobierno. Después de que este miércoles por la mañana el Ayuntamiento de Salamanca decidiera vallar el perímetro del edificio okupado de la calle alcalde García Peñuela del barrio de Los Alcaldes y establecer una constante vigilancia policial, las personas que aún permanecían en su interior han comenzado a salir por su propio pie en torno a las 17:00 horas. Todos ellos han recogido las pertenencias que tenían en las viviendas okupadas y han ido saliendo pacíficamente ante la vigilancia de los agentes de la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía que se encontraban en la zona.

Algunas familias de las que habían okupado viviendas de un bloque del barrio de Los Alcaldes ya no se encontraban este miércoles en los inmuebles cuando la Policía Nacional y Local ha acudido a la zona para proceder al vallado de los accesos, según ha podido saber LA GACETA.

Así, cuando los agentes han llegado al lugar para colocar vallas que impidieran el acceso a los pisos, muchos de ellos no contaban con inquilinos en su interior.

A las nueve de la mañana una veintena de agentes de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía acompañados de operarios municipales comenzaron a colocar vallas metálicas alrededor del edificio okupado en la calle Alcalde García Peñuela.

Además, los Servicios Sociales municipales analizaron la información facilitada respecto de cada uno de los ocupantes para estudiar una posible retirada de las ayudas que percibían algunos de ellos. En todo caso, el Consistorio ratificó su compromiso de facilitar a los salmantinos el acceso a una vivienda digna y de calidad y ofrecer ayuda a quienes peor lo están pasando, respetando siempre los cauces y procedimientos legalmente establecidos.

Según ha informado el Ayuntamiento de Salamanca, de ningún modo se permitirá el acceso al bloque de viviendas okupado y tampoco se permitirá el regreso al mismo.

Por otro lado, también se han condenado físicamente los accesos exteriores e interiores al garaje del edificio, así como a algunas de las viviendas que no están ocupadas por ninguna familia.