02 julio 2022
  • Hola

En los Juzgados de Salamanca no cabe ni un alfiler. Se tiran expedientes antiguos para hacer hueco a los nuevos

La ansiada reforma de la Audiencia Nacional podría paliar esta situación límite

01 feb 2019 / 18:23 H.
Ver Comentarios

Cuestiones que podrían parecer menores para el ciudadano de a pie se han convertido en un auténtico problema logístico para la Justicia salmantina. La falta de dependencias adecuadas para el archivo de los expedientes judiciales en papel es un déficit que llevan tiempo arrastrando los órganos judiciales, pese a las peticiones que las diferentes instancias de la Justicia salmantina han remitido al Ministerio en busca de un remedio definitivo. La solución en el horizonte se encuentra en la futura reforma de la Audiencia Provincial, que albergará un espacio concreto para un nuevo archivo. Sin embargo, la rehabilitación del inmueble de Gran Vía ni siquiera ha empezado, por lo que hasta entonces se necesitan medidas alternativas. A la espera de un nuevo espacio temporal, ya solicitado, el único recurso consiste en eliminar los expedientes antiguos y de menor valor para dejar espacio a los más recientes.

El procedimiento técnico recibe la denominación de expurgo y se centra en la actualidad en los documentos existentes en el Archivo Histórico Provincial, organismo al que se derivaron en su momento los expedientes antiguos debido a la falta de espacio en el edificio de juzgados de la plaza Colón. El gran volumen de papel llevó a que el Archivo se negara a destinar más espacio para los expedientes judiciales, por lo que ahora la tarea del archivero de los juzgados estriba en identificar los que pueden eliminarse y así liberar espacio para otros que envíen los órganos judiciales.

"De momento el expurgo está muy limitado", indica Julio Escribano, coordinador provincial de los letrados de Administración de Justicia. Los expedientes que se están eliminando corresponden a juicios de faltas y determinados casos de instrucción, antiguos y que ya no resultan necesarios. "Hemos pedido ampliar el abanico de documentos que pueden suprimirse, porque el volumen actual es reducido", afirma Julio Escribano, que también destaca que el proceso del expurgo es muy garantista. El archivero, junto con un auxiliar, hacen el listado de los documentos a eliminar, pero antes de hacerlo comunican al letrado de la Administración de Justicia del juzgado correspondiente los expedientes, por si alguno todavía resulta necesario. Una vez recibida la aprobación, se destruyen los expedientes.

A pesar de que el expurgo continúa adelante, el coordinador provincial mantiene que la solución temporal más válida sería disponer de un local para crear un archivo de categoría intermedia. Estas dependencias acogerían los expedientes antiguos que todavía el juzgado podría consultar. Al tener un uso puntual, no debe estar ubicado en el edificio de los juzgados. La petición lleva tiempo cursada al Ministerio de Justicia, aunque aún sin respuesta.



La nieve llega de forma tenue en la capital y con fuerza en la Sierra de de Béjar

Nueva polémica entre Gabriel de la Mora y la Policía

Los vándalos arrancan una escultura de Xu Hongfei en menos de 24 horas desde inauguración

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png