22 marzo 2019
  • Hola

La Guardia Civil cree que Laura Luelmo fue asesinada con una barra de hierro

Las declaraciones de Bernardo Montoya no encajan con la investigación que están llevando a cabo los agentes

25 dic 2018 / 18:33 H.

Las explicaciones dadas por Bernardo Montoya sobre el crimen de Laura Luelmo no casan con la investigación que está llevando a cabo la Guardia Civil. Según el asesino confeso fue en un callejón donde golpeó a la joven contra el coche causándole la muerte, pero las investigaciones apuntan a que fue un objeto contundente como una barra de hierro, y en la casa de Montoya, lo que ocasionó la muerte de Laura. Los restos de sangre y de lejía encontrados en la casa del varón de 50 años hacen creer a los agentes que Montoya la secuestró y abusó sexualmente en su casa, donde también la golpeó fatalmente en la cabeza.

Unos hechos que no encajan con los que explicó el propio Montoya, según el cual, transportó a la joven inconsciente a una zona de bosque a escasos kilómetros de El Campillo donde intentó violarla sin éxito. Los resultados de la autopsia arrojan que Laura murió entre 48 y 72 horas después de su desaparición como consecuencia del traumatismo craneoencefálico. Además de la casa, el coche del asesino confeso será un elemento clave en la investigación en búsqueda de pruebas de ADN que arrojen más pruebas. También se sigue buscando el móvil que llevaba la joven el día que salió a correr.




Salamanca , maldita con "El Gordo"

Refuerzo de camas y personal en el Hospital ante la inminente epidemia de bronquiolitis

Tres menores intentan atracar a un agente de Policía