21 marzo 2019
  • Hola

Bernardo Montoya confiesa haber matado a Laura Luelmo tras intentar violarla

Dice que le tendió una trampa, la golpeó y la metió en el coche para consumar la violación en el monte | La joven murió dos o tres días después de su desaparición de un fuerte golpe en la cabeza, según la autopsia

19 dic 2018 / 21:20 H.

Bernardo Montoya, el vecino de El Campillo (Huelva) detenido el martes por su presunta implicación con la muerte de la joven zamorana de 26 años Laura Luelmo, ha confesado ser el autor del crimen, según desvelan varios diarios nacionales.

El hombre, que había sido trasladado la pasada madrugada a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, ha confesado tras largas horas de interrogatorio en presencia de su abogado.

Según El Mundo, Bernardo Montoya reconoció, en una de sus versiones, que la engañó cuando le preguntó por un supermercado para encaminarla a un callejón, allí la golpeó y la metió atada en el maletero de su coche. Después la llevó al monte con la intención de violarla, pero se resistió varias veces y tuvo un forcejeo con ella. También ha dicho que la abandonó viva en el lugar donde fue encontrado su cuerpo.

Laura desapareció el miércoles 12 de diciembre y, según la autopsia murió dos o tres días después de un golpe en la cabeza. Su cuerpo sin vida y con señales de violencia fue encontrado el lunes día 17.

Este martes, la Guardia Civil detuvo al principal sospechoso, Bernardo Montoya, el vecino de Laura que se había mudado al número 1 de la calle Córdoba en El Campillo hacía pocas semanas. El hombre fue detenido al detectarse en él una actitud sospechosa. Cuando la Guardia Civil le echó el alto, conducía su Alfa Romeo por unas de las carreteras locales, detuvo el vehículo y echó a correr, siendo detenido poco después.