Borrar
Miguel Bosé. E.P.
Miguel Bosé llega como un ‘fantasma’ al juicio que le enfrenta a Nacho Palau

Miguel Bosé llega como un ‘fantasma’ al juicio que le enfrenta a Nacho Palau

La vista debe dilucidar la doble filiación de los hijos

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 19 de octubre 2020

Compartir

Con ocho meses de retraso, el juicio para dilucidar la doble filiación de los hijos de Miguel Bosé y Nacho Palau ha llegado por fin. Una cita judicial largamente esperada para el escultor, que lucha porque Ivo, Telmo, Diego y Tadeo sean reconocidos como hermanos e hijos legales de ambos pese a que no compartan genes ni tengan los mismos apellidos.

Este reencuentro con el que fue su pareja durante 26 años ha afectado a Miguel Bosé más de lo que le gusta admitir. En los últimos meses hemos visto al cantante con un comportamiento algo errático y un estado de ánimo de lo más cambiante, protagonizando varios escándalos con sus extrañas teorías acerca del Covid-19.

Instalado en España desde el pasado mes de marzo con sus hijos Diego y Tadeo, el artista se ha negado desde su mediática ruptura con Nacho Palau - una relación que por otra parte nunca confirmó, extremadamente celoso con su vida privada - a llegar a ningún acuerdo privado para establecer la filiación de los niños que decidieron tener en común uando eran una pareja estable.

Por ello, el escultor ha decidido llevar a Bosé a los tribunales y que sea un juez el que decida acerca de la paternidad de los cuatro pequeños, los derechos que tienen los niños y las obligaciones de uno y del otro con respecto a Ivo, Telmo, Diego y Tadeo, que para Palau son hijos de ambos pese a que genéticamente no sea así ya que entre ellos existe una “filicación afectiva e intencional”.

Sin embargo, Miguel Bosé ha preferido dar la callada por respuesta y no explicar cómo afronta este juicio. El cantante ha conseguido burlar a los medios de comunicación apostados a las puertas de los Juzgados de Pozuelo - donde ahora mismo está teniendo lugar la vista - y ha entrado sin ser captado por ninguna cámara. ¿Dará la cara tras el reencuentro con Nacho Palau?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios