05 marzo 2021
  • Hola

La historia del salmantino considerado el ‘padre’ del balonmano español

Domingo Bárcenas, jugador internacional de baloncesto y béisbol, fue presidente de la Federación Española de Balonmano en 1996 cuando se logró la medalla de bronce en los Juegos de Atlanta

Los aficionados al deporte recuerdan a Domingo Bárcenas (1927-2000), el salmantino que está considerado el padre del balonmano español, pero que no tiene ni una calle en su ciudad natal. Quizás porque la mayor parte de su vida se desarrolló en Madrid, como cuenta el fallecido Juan de Dios Román Seco en el Diccionario Biográfico de la Real Academia de Historia. Fue jugador internacional de baloncesto y béisbol antes de dedicarse al balonmano. Entró en este deporte como jugador y llegó a seleccionador y presidente de la Federación española.

Nació en el seno de una familia acomodada de Salamanca, donde sus padres regentaban una pensión. Por problemas económicos, la familia se trasladó a Madrid en 1936, ciudad que ya no abandonó, aunque “sin renunciar nunca a sus raíces salmantinas”, según el perfil trazado por el extremeño Juan de Dios. Domingo. Bárcenas estudió bachillerato elemental y, como tenía que ayudar en la economía familiar, trabajó de administrativo primero en el Sindicato de Industrias Químicas y, posteriormente en Transfesa, donde conoció a Anselmo López, histórico dirigente del balonmano español y un personaje vital en su vida.

Hábil jugador. Por la influencia de Anselmo López, se aproximó primero al baloncesto, “destacando como hábil jugador en la posición de base en los clubes América, SEU y Real Madrid, jugando en este último durante las temporadas 1950-1951 y 1951-1952”. Por sus condiciones técnicas, es seleccionado para participar con el equipo nacional en el primer Mundial de la historia en Buenos Aires, en 1950. Practicó el balonmano y el béisbol (su verdadera pasión y en la que igualmente destacó como pitcher) y, en plena juventud, aprobó con el número uno de su promoción el curso de Entrenador de Baloncesto, ejerciendo como tal en el club Standard de Madrid hasta 1957, fecha en la que abandonó definitivamente este deporte para iniciar su amplia y brillante carrera en el balonmano, según relata el Diccionario Biográfico.

Sus padres tenían una pensión en Salamanca, pero se trasladaron a Madrid cuando Domingo era un niño

Como jugador en activo que compatibilizaba baloncesto y balonmano, conquistó un papel internacional en el Atlético de Madrid de Balonmano, en el que se inicia en la modalidad de “balonmano a once” en 1948 y llegó a ser internacional y campeón de España. Domingo Bárcenas se casó con la jugadora de balonmano Maite Alcaraz y mantuvo su trabajo como administrativo hasta 1957. Entonces Alberto de San Román y de la Fuente, presidente de la Federación Española de Balonmano y otra de las personas fundamentales en su vida, le incorporó a la misma y le nombró director de la recién creada Escuela de Preparadores de este deporte, “paso decisivo para su futuro como profesor y técnico”.

A partir de entonces, su actividad se multiplicó en torno al balonmano. En 1958 fue nombrado seleccionador nacional, responsabilidad que ejerció hasta 1973 y que alternó desde 1960 como entrenador del club Atlético de Madrid, el equipo de su vida. Se inició así el período clave de su formación y perfeccionamiento como entrenador de primer rango, con cuatro títulos consecutivos de campeón de liga: 1961-1962, 1962-1963, 1963-1964 y 1964-1965, como escribió Juan de Dios. Y desde entonces la dedicación a este deporte pasó a ser el único fin en su vida profesional.

Su labor docente desde la Escuela Nacional de Entrenadores, dice el Diccionario Biográfico, ha sido considerada “modelo de seriedad, calidad y rigor en la formación de los técnicos” de esta especialidad. Se documentó en las fuentes de la escuela rumana, y luchó, “con enormes esfuerzos, por su limitada base cultural, por establecer una escuela propia y sistematizada de los contenidos del balonmano en España, logro del que dejó muestras en publicaciones, artículos y cursos”. Su nombramiento, por José María Cagigal, como profesor del recién creado Instituto Nacional de Educación Física (INEF) de Madrid en 1967 “le exigió un esfuerzo pedagógico y metodológico en la programación de contenidos de este deporte y, con estilo docente peculiar y carismático”, vertió enseñanzas en generaciones de alumnos iniciadas años antes en la desaparecida Escuela de Especialidades Julio Ruiz de Alda en Educación Física para mujeres. “Su aportación pedagógica ha sido clave en este deporte, por lo que se le considera el padre del balonmano español”, se afirma en el Diccionario Biográfico. Se jubiló como profesor del INEF en 1987.

Apasionado seleccionador. Se apasionó en su cargo de seleccionador —“el equipo nacional”, como le gustaba decir— escribió Juan de Dios, cargo que ejerció desde 1958 hasta 1981. En diferentes etapas, dirigió la selección absoluta masculina, femenina y junior masculina; abrió el balonmano español al mundo “sin enrojecer por las derrotas en los momentos de aprendizaje”; tuvo el honor de entrenar la selección en el debut olímpico del balonmano en Múnich 1972 y culminó su etapa como seleccionador con el título de Campeón del Mundo, categoría B, en Barcelona 1979 y la más que preciada quinta plaza en los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980. Abandonó la selección en 1981 “con enorme éxito y dignidad tras colocar el balonmano español en lugares de privilegio”.

Sus últimos años como entrenador los dedicó al club Caja Madrid, con el que consiguió resultados inesperados en momentos de enorme competencia y dificultad. Una vez retirado, en 1991 “le seduce la idea de devolver al balonmano de manera generosa todo lo que recibió” y, con esa idea, se presenta como candidato a las elecciones a la Presidencia de la Real Federación Española de Balonmano, cargo para el que es elegido en diciembre de 1992 y que ocupó hasta 1996 con la condición de “cargo no profesional”. Fue la muestra de agradecimiento a su deporte. En ese período, el balonmano español consiguió la Medalla de Plata en el Campeonato de Europa de 1996 y culminó su sueño con la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta.

De Salamanca a Madrid

Cuando tenía 9 años, su familia se trasladó a Madrid, ciudad en la que transcurrió el resto de su vida. Se casó con la jugadora de balonmano Maite Alcaraz.

Histórico del balonmano español

Domingo Bárcenas se fijó en el balonmano de Europa del Este, especialmente en la escuela rumana, para sacar brillo al rudimentario deporte español desde los años 60.

Memorial

El Torneo Internacional de España de balonmano en su modalidad masculina se celebra desde el año 2000 con el nombre de Memorial Domingo Bárcenas. Es un campeonato de selecciones nacionales que se celebra en el mes de enero cada vez en una ciudad diferente.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png