Borrar
Adri Gómez salta por los aires tras una fuerte entrada en el choque de este sábado celebrado en el Cerro del Espino.
Unionistas no puede con el descendido Rayo y se jugará su presencia en la Copa en la última jornada (0-0)

Unionistas no puede con el descendido Rayo y se jugará su presencia en la Copa en la última jornada (0-0)

El conjunto de Ponz empata en el Cerro del Espino en un choque en el que las paradas de Iván Martínez acaban siendo decisivas. Con empatar en la última jornada le vale a los blanquinegros para sellar su 5ª presencia en el torneo del KO

Iván Ramajo

Salamanca

Sábado, 18 de mayo 2024, 21:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Dani Ponz marcó el choque de este sábado en el Cerro del Espino, el último de la temporada lejos del Reina Sofía, como una final para su equipo. «Debemos de ganar», fueron las palabras exactas. Unionistas, sin embargo, no ganó el encuentro; y como consecuencia de ello no pudo certificar de manera matemática su presencia por quinta vez en su historia en la Copa de SM El Rey. Sin embargo, el empate sí que le sirve a Unionistas para llegar con tres puntos de ventaja a la última jornada en la tabla sobre el Arenteiro, su rival por la 7ª posición, que empató sobre la bocina con el Celta B.

Unionistas sufrió más con lo que pasaba en su campo, que en los otros dos en los que tenía en juego el billete para el torneo del KO; pues ni las tres victorias seguidas del conjunto blanquinegro, ni los dorsales altísimos en la alineación del Rayo Majadahonda, que evidenciaban la juventud del conjunto madrileño, le dieron ventaja alguna al equipo de Ponz. Que lo primero que hizo en el partido fue perseguir el balón; estuvo un buen rato persiguiendo el esférico. Hasta que Álvaro Gómez, que fue el único del once que salió entonado, logró robar y probar al joven Dani Martín, que firmó un espléndido encuentro, desde la frontal del área. Su disparo con la zurda botó justo antes de entrar en la jurisdicción del meta y eso le dio un toque más de picante a la primera acción de ataque salmantina, que eso sí, acabó desbaratada.

Ese primer remate de Unionistas no asustó en absoluto al conjunto madrileño, que se dedicó a lo suyo, porque no se jugaba absolutamente nada más que la honra. De hecho, Samu Éxposito se destapó respondón con una brillante acción dentro del área, ya que ayudándose del recurso el giro de 360 grados logró hacerse un hueco dentro del área de Iván Martínez y probarle con un derechazo. Ramiro estuvo providencial en la siguiente acción ofensiva de Unionistas, pues se tiró abajo con todo para sacarle un remato franco al Rayo Majadahonda.

Hasta el minuto 42 Unionistas no volvió a asomarse a la meta madrileña, otra vez gracias a Álvaro Gómez que sacó una falta en tres cuartos de campo, que pudo haber puesto en ventaja al equipo de Ponz, pero la buena reacción de Dani Martín al remate de Ramiro evitó que el marcador se modificara antes del descanso.

Ni a Ponz ni a los más de 600 aficionados desplazados al Cerro del Espino le gustó el primer tiempo. Y como era el único que podía tomar la decisión de cambiarle el guion al choque, decidió realizar un triple cambio, introduciendo a Rastrojo, Camus y Serrano, en sustitución de los titulares Losada, Giménez y Ekaitz. El volantazo dado por el técnico valenciano dio sus frutos; pues Unionistas tomó las riendas del choque a través de la posesión del balón. Y también de la verticalidad. Así es como Álvaro Gómez encontró el desmarque de Rastrojo, que solo la buena intervención con todo el cuerpo de Dani Martín evitó que esa acción acabara en gol.

El paso de los minutos diluyó el golpe de pizarra de Ponz, sobre todo porque Jesús Arribas mandó salir al terreno de juego a Nakai y Rubén Enri. El doble cambio pille con el pie cambiado al conjunto salmantino, volcado completamente en ataque. Y por ahí encontró la veta ahora el Rayo Majadahonda por la que hacer daño. Los dos jugadores recién ingresados se presentaron en el choque con una acción deletreada en tres toques, que se marchó lamiendo el palo derecho de Iván Martínez; que era aviso del vendaval de ocasiones que tendría después el conjunto majariego. Hasta tres intervenciones de mérito tuvo que hacer el meta soriano para evitar una derrota que hubiera complicado mucho el desarrollo de la última jornada a Unionistas. Ahora con empatar, le vale.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios