Borrar
Javi Navas disputa el cuero en el Adolfo Suárez. SALAMANCA UDS
El Salamanca gana la final de Ávila y reabre la pelea por la Liga (0-2)

El Salamanca gana la final de Ávila y reabre la pelea por la Liga (0-2)

El conjunto de Chiapas se impone con merecimiento al líder en el Adolfo Suárez con tantos de Javi Navas y Caramelo y las diferencias en la tabla quedan reducidas a 7 puntos

Domingo, 3 de marzo 2024, 18:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Real Ávila

Real Ávila

0

-

2

Salamanca UDS

Salamanca UDS

El Salamanca UDS ha dado un gran golpe sobre la mesa de la Liga en el Adolfo Suárez de Ávila con una victoria más que merecida (0-2), gracias a tantos de Javi Navas a un cuarto de hora del final del choque y Caramelo en el añadido, que agita una Liga que parecía sentenciada. Hace tan solo tres jornadas el conjunto abulense comandaba tranquilo la clasificación en el Grupo VIII con 15 puntos de ventaja, por ejemplo, sobre el Salamanca UDS. Este domingo, tras el 0-2 logrado por los albinegros (que iguala el golaveraje entre los dos equipos), la diferencia ha quedado reducida a 7 puntos con 33 por disputarse. Hay partido, por lo tanto.

La primera parte fue preciosa, por su electricidad. Nada que ver con el fútbol pastoso que es marca de la casa en esta categoría. Buena parte de culpa de que esos 45 minutos fueran fluidos la tuvo el Salamanca UDS, que no miró la nieve que se acumulaba en las bandas del Adolfo Suárez, ni tampoco si el terreno de juego estaba machacado por los palazos de por la mañana. El conjunto de Chiapas se abstrajo de todo y se centró en buscar la portería de Álvaro de Pablo como mejor sabe, que es enlazar un pase detrás de otro. En la primera jugada de trenza ya tuvo una ocasión clara para haberse puesto por delante, no solo por talento sino por la alta dosis de fe que le pusieron tanto Navas, para ganar la línea de fondo y sacar un pase de la muerte al primer palo, como Fassani para rematarla. El disparo, forzado, se le estrelló en el lateral de la red.

Noticia Relacionada

Le costó, eso sí, volver a probar al meta abulense. Pero no porque no tuviera la posesión, sino porque el conjunto charro masticó mucho el partido en busca de derrumbar la muralla abulense, ganando duelos y permutando a Alvarito y Navas, que firmó una primera parte brillante. Tanto, que el Ávila tuvo que esperar hasta casi la media hora de juego para decir aquí estoy yo. La vía de hacerlo era el contragolpe y no se salió de ese guion. El colegiado dejó seguir una clara falta sobre Cristeto según se volvía a desplegar en ataque el conjunto albinegro y el líder estuvo a punto de coger a los albinegros; Tena se soltó un zapatazo libre de marca en la corona del área que se marchó lamiendo el poste de Villanueva. El Salamanca se sintió herido en su orgullo y replicó con una acción centelleante de Caramelo, que Alvarito no llegó a leer a esa misma velocidad.

La primera parte se cerró con dos llegadas peligrosas. Una primera especialmente clara en la que Amaro se tiró a matar o morir para detener el disparo a quemarropa de Moreno y una última en la que el capitán estuvo otra vez acertadísimo para enmendar un error de Mati en la salida del balón.

La segunda arrancó con otro latigazo del Salamanca UDS que la defensa del Ávila frenó como pudo. A partir de ahí, el choque hizo clic, el líder dio una vuelta de tuerca a la dureza del partido y así se desarrollaron los 40 minutos restantes. Con todo y con eso el equipo de Chiapas siguió a lo suyo y bien pudo haber conseguido el gol con una doble ocasión de Fassani y Cristeto, que se generó con centros desde los dos costados. El paso de los minutos hizo mella en el Salamanca UDS, que perdió los nervios y con ello el orden. Eso le dio al Ávila un balón de oxígeno y, casi, la victoria. Pues Fer Albín tuvo a 20 minutos para el final el gol en una gran acción por banda de Toper que el mediapunta abulense desperdició en el remate de primeras con todo a favor. Cuando más contra las cuerdas parecía estar el conjunto albinegro, Chiapas cambió a Diego Benito por Poveda, logrando modificar por completo el guion del partido.

El lateral izquierdo se sacó, en el primer balón que tocaba, un centro extraordinario a la espalda de la defensa del Ávila que Javi Navas con un delicado remate de primeras mandó a la red, dinamitando el choque y la Liga; que acabó de saltar por los aires en el minuto 95 cuando Caramelo cazó un balón en tres cuartos de campo, con todo el campo abierto por delante, para anular el golaveraje particular entre ambos, tras imponerse en el mano a mano a De Pablo. Queda mucho partido en las once jornadas que restan, tanto como 33 puntos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios