05 marzo 2021
  • Hola

Las claves del gran arranque de Lolo Escobar en el Salamanca: doble puerta a cero 44 partidos después

El extremeño firma el mejor inicio de un técnico en el banquillo del Helmántico en Segunda B al sumar 4 puntos y no haber concedido un solo tanto en contra

El Salamanca UDS ha dado un giro de 180 grados en tan solo 180 minutos de juego (en dos partidos). El conjunto del Helmántico ha pasado en ese tiempo de estar hundido en la tabla y ser el peor de los 102 conjuntos de la Segunda B —según las estadísticas— a salir a flote y ‘cazar’ en la clasificación a sus primeras presas (superar a un CD Guijuelo que al que se le acumulan los choques aplazados e igualar en puntuación al Coruxo a las puertas de verse las caras con él en O Vao) y entonar el grito de guerra favorito del Helmántico para revertir situaciones de extremaunción, el “¡sí, se puede!”. Los ítems para el cambio son 4, pero todos ellos están vertebrados a través del trabajo de un Lolo Escobar desde el banquillo, que el ha permitido auparse al primer puesto de la clasificación de técnicos del Salamanca UDS en su historia en Segunda B: tan solo Cortés había sumado 4 puntos en sus dos primeros partidos, con la diferencia de que no ha encajado un solo tanto en contra.

Idea clara: El 4-3-3 encaja como anillo al dedo

Lo primero que hizo Lolo Escobar nada más entrar por la puerta del vestuario y presentarse como el enésimo técnico del Salamanca UDS fue dejar claro cuál era su patrón de juego: el 4-3-3 (y su variante del 4-5-1), y con una única idea, que el equipo deshiciera el nudo táctico al que venía siendo sometido desde el arranque de la Liga; que si 5 centrales en Riazor, que si tres centrocampistas en el Municipal, que si prescindimos de las bandas ante el Racing de Ferrol, que si Sergio Molina ahora es centrocampista ofensivo, luego pivote o ‘ancla’ y más tarde central... Un lío de dimensiones bíblicas que Lolo Escobar ha deshecho con una idea fija, y con ella al fin del mundo, que ha sido convencer a los jugadores de que ahí, cada uno en su sitio, es dónde mejor y más rinden. Bingo.

Ayala y Casado: Dos porterías a 0, 1 año y 10 meses después

Que al Salamanca UDS deje dos partidos la puerta a cero es más que noticia. Y es que el conjunto del Helmántico no enlazaba 180 minutos con la portería a cero desde marzo del 2019, un año y diez meses después lo ha vuelto a hacer de la mano de Escobar y con Ayala y Casado como brazos ejecutores en el campo. El Salamanca necesitaba poner fin a los errores gruesos que le costaron la sangría de puntos de la primera parte de la temporada, la llegada de la pareja de centrales ha sido clave. Destacar que, además, su trabajo se desarrolla con máxima limpieza, pues el choque contra el Compostela fue el primero en el que ninguno de los dos centrales recibió amarilla en lo que va de Liga...

Amaro: El capitán se pone al frente del barco

Antonio Amaro ha pasado de estar desahuciado, de no contar durante la primera parte de la temporada, a ser pieza insustituible para Lolo Escobar. Al capitán le duele el escudo y por eso, desde antes de la llegada del técnico, se puso al servicio del club para lo que hiciera falta, incluida la ‘secretaría técnica’. Hecho eso, el nuevo técnico le devolvió los galones sobre el terreno de juego y Amaro lo ha devuelto con dos partidos a su mejor nivel.

Extremos puros: Profundidad con Javi Navas

La llegada de un extremo puro era un secreto a voces. Y sino que se lo digan a Egea cuando lo reclamó en rueda de prensa en la segunda jornada de Liga... A Navas le gusta jugar en la línea de cal y eso le da una profundidad, que el equipo agradece. Sobre todo el Puma que se mueve con mayor libertad y seguridad.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png