05 octubre 2022
  • Hola

El jugador llamado a ser uno de los más importantes del Unionistas

21 sep 2022 / 08:01 H.
Ver Comentarios

Iván Chapela (1999, Chiclana de la Frontera) llegó al Unionistas hace unas semanas como un refuerzo de lujo, cedido por el Cádiz, después de haber disputado la pasada temporada nueve partidos en Primera (incluido uno contra el Real Madrid) y otros tres en la Copa del Rey, pero él solo piensa en ayudar al grupo, eso sí, jugando los máximos minutos posibles para seguir persiguiendo ese sueño que tiene en el fútbol: “Jugar en lo más alto que pueda”.

Chapela (izquierda), con Jon Rojo en el entrenamiento del lunes en el anexo al Reina Sofía. | LAYA
Chapela (izquierda), con Jon Rojo en el entrenamiento del lunes en el anexo al Reina Sofía. | LAYA

Siendo gaditano, y más concretamente chiclanero, sorprende que es lo que más le está gustando de su nueva vida y lo que le gusta hacer cuando tiene tiempo libre. Se define como un tipo tranquilo. “Estoy muy contento, Salamanca es una ciudad muy bonita y muy tranquila, que es lo que estaba gustando. Cuando tengo el día libre lo que me gusta es estar en casa metido, descansando. Y si no, dar una vuelta a tomar un café o a sacar al perro, pero poco más”, asegura. “Soy calladito, me gusta pasar desapercibido y no dar la nota”. Todo lo contrario al estereotipo del gaditano.

Al Unionistas - “Ya me habían avisado de cómo eran el club y la afición, de todo lo que englobaba a Unionistas, y no puedo poner ningún pero”- ha llegado procedente del Cádiz, donde tienen mucha confianza depositada en él. Antes de buscarle una cesión para que coja experiencia, le renovaron por varias temporadas. “El club quería que jugara en algún equipo en el que fuera importante y tuviera minutos y es lo que yo también buscaba, aunque si vas a un sitio y no te lo ganas no vas a jugar. Quiero hacer un buen año y después Dios dirá”.

Ha pasado de jugar contra el Real Madrid a hacerlo frente al filial merengue, y reconoce que hay diferencias: “Claro que las hay. Al final el fútbol son pequeños detalles y en Primera División se cometen menos errores. Pero buenos futbolistas hay en casi todas las categorías”. Y en el vestuario no ve diferencias: “Todos son personas, no por jugar en Primera van a ser diferentes”.

Por lo tanto, su paso por el Unionistas es un paso más hacia ese sueño suyo: “Jugar en lo más alto, no me pongo ningún techo”.

Acerca de la situación del equipo del Reina Sofía, asegura que no queda otra que “estar tranquilos y darlo todo. Al final todo es hablar por hablar. Las sensaciones son buenas, pero no llegan los puntos que creemos que nos merecemos. Pero esto es fútbol y es muy complicado ganar. El equipo está concentrado al 100% para intentar ganar siempre, que lo sepa todo el mundo. Estamos comprometidos cada día para sacar los tres puntos, pero el fútbol puede ser justo o injusto”.

Él huye de la preocupación: “No te puedo decir lo que pase dentro de cada uno, pero por lo que viví el año pasado estar nervioso no vale para nada. Hay que estar tranquilos y darlo todo en el día a día para hacerlo lo menor posible el fin de semana. Esto son los resultados: si ganas, todos contentos, y si pierdes es que el equipo no vale”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png