24 febrero 2020
  • Hola

El Guijuelo consigue tres merecidos puntos en el Municipal (2-0)

El club chacinero volvió a dejar la portería a cero cuando juega como local, y esto ya viene siendo habitual en las últimas jornadas del campeonato: en total 620 minutos sin encajar. Los chacineros vencieron con los tantos de Andi y Pepe Carmona

09 feb 2020 / 20:31 H.

Si la temporada pasada el Municipal fue el punto fuerte del Guijuelo para acabar en la parte alta de la clasificación —13 victorias, cinco empates y una sola derrota en toda la temporada 2018/19—, el arranque de esta campaña fue todo lo contrario: tan solo 4 de los primeros 18 puntos conseguidos como local. Pero esto ha cambiado por completo. El conjunto dirigido por Ángel Sánchez ha logrado 16 de los últimos 18 y esto le ha hecho salir de los puestos de descenso y colocarse en la mitad de la tabla. El dato más significativo de este cambio es que el equipo salmantino acumula un total de 620 minutos sin encajar un gol cuando se encuentran delante de su afición.

El encuentro comenzó con unos minutos de tanteo por parte de ambos equipos, que se terminaron cuando los chacineros decidieron tomar el dominio del esférico y a partir de ahí crear ocasiones, sobre todo por bandas. Fekir, en el costado izquierdo, y Luis Lara por el derecho generaban un continuo peligro. Era un monólogo por parte del Guijuelo, pero sin acabar las jugadas sobre la portería defendida por Fermín Sobrón. Es cierto que el Haro despertó, y dio un paso adelante, pero tampoco conseguían hacer que Vallejo tuviera que intervenir en toda la primera parte. La dinámica cambió completamente a falta de diez minutos cuando Carmona se marchó desde el centro del campo con el balón controlado para ponerse frente a Sobrón, pero cuando esto sucedió le faltaron las fuerzas al andaluz para batir al meta rival. El que acertó fue Andi, y de tacón con un bonito remate. El rumano mandó al fondo de las mallas el balón que le sirvió Luis Lara desde línea de fondo tras una gran jugada individual. Esto reactivó al Guijuelo, que tuvo otras dos ocasiones antes del descanso, pero el marcador no se movió hasta la segunda mitad.

Tras la reanudación, el Haro estuvo cerca del empate en dos ocasiones. Primero Manjón a los 30 segundos, y poco después Óscar Loza inquietaron al meta chacinero, aunque ninguno logró batirlo. Nuevamente, como en el primer acto, cuando mejor estaban los visitantes llegó el segundo por parte del Guijuelo. Una mirada les bastó a Jonathan y a Carmona para entenderse. El capitán sacó rápidamente una falta en el medio del campo y dejó al andaluz solo ante el portero al que batió tras marcharse de él. Ahí murió el partido, y al Guijuelo solo le quedaba un nuevo objetivo: marcharse a los vestuarios con la portería imbatida. Final, 2-0, y objetivo logrado.