23 abril 2021
  • Hola

La incertidumbre asfixia al fútbol base en Salamanca

La Federación “implora” su vuelta y asume rehacer su plan de competición con tal de que haya temporada. Los clubes se dividen entre los que ven “seguro el deporte al aire libre” y los que han decidido no salir ya. Y, mientras, la Junta “entiende el nerviosismo” pero, de momento, no da su brazo a torcer. El reloj corre y julio es el fin de meta de esta ‘guerra’ a tres bandas

01 mar 2021 / 09:31 H.

La incertidumbre es el resultado ganador de la Quiniela del retorno o no del fútbol base. Los grupos de WhatsApp entre clubes y padres dan fe de ello: “¿Pero volvemos ya o no? ¿Cuándo se vuelve?”. La contestación que mejor puede responder a las dudas de todos, la ha dado la Federación de Castilla y León de Fútbol [FCyLF] en su última circular —la número 24 de esta temporada fantasma—: “Constantemente estamos implorando a las autoridades para que puedan comenzar la totalidad de las competiciones. La demanda se hace desde la responsabilidad al entender que el deporte al aire libre no es fuente de contagio”, señala en dos direcciones, la de los clubes y los jugadores y la de las autoridades sanitarias, a través de Cultura y Turismo —que es la Consejería competente—.

A partir de ahí, se abre un debate a tres bandas entre la Federación, los jugadores en boca de sus clubes y sus padres y la Junta de Castilla y León, en el que el calendario juega a la contra, si es que la decisión final fuera la de “volver”. Para que así sea, la FCyLF ya está dispuesta a usar “algún fin de semana de julio” para poder salvar una temporada de 13 jornadas, si el formato se mantiene con el de una sola vuelta (solo los partidos de ida). Pero ya ni siquiera eso es seguro, pues la propia Federación está dispuesta a enmendarse con tal de que haya fútbol, y está incluso dispuesta a rehacer por tercera vez el plan competicional con tal de que se juegue. Hasta tal punto llega el interés y las ganas de la FCyLF porque sus “niños” se vuelvan a vestir de corto que ya han comunicado a los clubes que, incluso, puede que no se cumpla el plazo obligado de un mes desde la notificación de arranque de la temporada hasta el primer fin de semana de Liga, con tal de dar sitio a la temporada —con sus 3 parones incluidos para jugar choques aplazados por coronavirus—. Entre el primer fin de semana de marzo y el último de junio —el periodo hábil del curso— hay 17 fines de semana de por medio... El reloj corre a la contra.

A clubes como el Capuchinos, el Vitigudino, El Encinar o el San Agustín el crono ha dejado de descontar, porque directamente se han caído del debate: “No tiene sentido que un colegio abra sus puertas a personas ajenas, cuando durante todo el año llevamos implementando un protocolo estrictísimo para dar clase...”, se lamentaba de la decisión el conjunto agustino nada más renunciar a sus 4 plazas. También los hay, como el Béjar, por ejemplo, que observan el debate en posición de espera: “Cuando se diga que vuelve, volveremos”. Mientras que otros como el Santa Marta, el Carbajosa o el Pizarrales ya han empezado a entrenar en mitad de la zozobra de si lo harán para competir o no: “Esperemos que la temporada eche a andar, pese las reticencias de la Junta, los protocolos son estrictos y es una actividad al aire libre...”, defienden el retorno y ponen argumentos a la incertidumbre en la que viven.

Incertidumbre en la que también se encuentra la propia la Dirección General de Deportes de la mismísima Junta: “El fútbol es uno de esos deportes con contacto esporádico que pueden volver si se relajan algo las medidas”, mantiene la puerta abierta la máxima responsable del deporte de CyL, María Perrino. “Entendemos que estén nerviosos porque quieren que comience la actividad, pero tenemos que ir todos en la misma dirección tratando de mantener el equilibrio entre el riesgo y la actividad deportiva”. Concluye sin que el debate se haya dado por cerrado. De hecho, puede que esté más abierto y encendido que nunca pues los actores principales se han posicionado en la última semana: están entrenando...

La incidencia del COVID a 14 días en Castilla y León en los intentos de vuelta

27 de agosto: 384. La fecha de vuelta habitual (y la marcada por la FCyLF, en principio) para la vuelta de las competiciones tras el frenazo forzado por la irrupción de la pandemia era la del 26 y 27 de agosto: en esas fechas la incidencia acumulada en Castilla y León —que es la que rige el retorno de la temporada— era de 384 a 14 días por cada 100.000 habitantes. Inasumible para la Junta.

8 de enero: 352. Tras el primer “no”, la circular que establecía la nueva hoja de ruta de la temporada por la FCyLF está fechada el pasado 8 de enero, entonces la incidencia regional era de 352 casos a 14 días; o lo que es lo mismo cifras calcadas a las de agosto con las que se denegó el reinicio.

27 de febrero: 183. Hace unos días, la incidencia acumulada en Castilla y León a 14 días según los datos de la Junta, es de 183. O lo que es lo mismo, casi la mitad de lo que se registraba en los otros dos intentos de vuelta.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png