Borrar
DE CAMPO

El ministro amigo de los ganaderos

Martes, 26 de marzo 2024, 07:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Si hay un Gobierno que apoya a los agricultores y ganaderos, parece ser que es este. Parece ser que en España estamos de suerte. O eso viene a decir el ministro de Agricultura. Es cierto que Planas se ha mostrado sensible y mucho, pero de palabra. Y que ejemplos hay unos cuantos. Ahí está febrero, cuando nos contó lo que quieren los agricultores y ganaderos. «Algo sencillo», nos dijo. Quieren, resumió el ministro, «que se les escuche, comprenda y respete». Y por lo que vienen a decir los ganaderos, parece que acertó.

La sensibilidad del ministro con los ganaderos no es de ahora. Sí es cierto que después de las protestas agrarias su sensibilidad afloró. Y también que no hay foro ganadero en el que no resalte su apuesta de palabra por la ganadería extensiva. Nadie puede decir que el ministro no tenga presentes a los ganaderos. Otra cosa es que les escuche; otra cosa es que les comprenda; otra cosa es que les respete.

No se sabe si los respeta cuando el día de la inauguración de Salamaq prometió aquello de que en un par de semanas se reuniría con las comunidades autónomas, las organizaciones agrarias y el sector para avanzar en el seguimiento y control de las enfermedades animales. Lo debió hacer, pero a su manera. Los consejeros aún esperan lo que parecía una reunión de alto nivel.

No se sabe si les comprende. Es cierto que el ministro habla de la ganadería extensiva como uno de los sectores más vulnerables. También lo es que el ministro se comprometió a estudiar a finales de 2023 cuál sería «el encaje» de un plan del ovino en la PAC. Por ahora, se ve que ninguno. Entre las 18 medidas que expuso hace nada no se encontraba ese plan, ni citaba la tuberculosis, ni la enfermedad hemorrágica.

Y no se sabe si les escucha, al menos a los de Salamanca. Ellos, a través de la Unión por la Ganadería, esperan desde hace meses ese encuentro con el ministro que no termina de llegar para hablar de la tuberculosis. A lo mejor es por el tema.

No se sabe si escucha, se ve que no mucho, porque la asociación ganadera «19 de abril» preguntó al Ministerio por esta enfermedad y le ha contestado solo sobre la enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE). No se sabe si comprende. También porque los ganaderos están preocupados por la EHEy el Ministerio lo que viene a decir es que todo lo está haciendo muy bien y que de ayudas, nada. No se sabe si comprende porque le piden medidas urgentes por la tuberculosis bovina, la revisión del programa nacional de erradicación para que contemple a la dehesa, y les ha citado para un foro de ganadería extensiva con pinta de simple intercambio de opiniones.

Está bien que el ministro les diga a sus colegas de la Unión Europea que es la hora de tomar decisiones en favor de los agricultores. Aunque él no las haya tomado a favor de los ganaderos. Aunque el ministro ni siquiera les haya escuchado para saber lo que quieren. Nadie dice que el ministro no tenga presentes a los ganaderos, seguro que sí. Otra cosa es que les escuche; otra cosa es que les comprenda; otra cosa es que les respete.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios