05 diciembre 2021
  • Hola

La CHD contrata a una empresa para resolver los expedientes de regantes salmantinos

Ha empezado con las propuestas de las comunidades de usuarios de aguas subterráneas presentadas a partir de 2018, que son las más pequeñas | Las más grandes siguen paralizadas

23 ago 2020 / 11:30 H.

Después de años de retraso y ante las presiones de las administraciones locales y de las comunidades de regantes, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) parece haber dado un paso adelante en la problemática abierta con las comunidades de usuarios de aguas subterráneas de la provincia de Salamanca y se ha propuesto romper con la “parálisis” imperante en la resolución de los expedientes —hasta un total de 60 en Salamanca y en torno a 400 en Castilla y León— e iniciar la tramitación de algunos de ellos, que en muchos casos llevan abiertos y sin resolverse desde 2015.

Para sacar adelante este trabajo acumulado, la CHD ha contratado a una empresa, según confirman a LA GACETA algunos de los usuarios afectados por esta situación, quienes no ocultan su satisfacción, “aunque solo a medias”, por el paso dado por la Confederación. Y no es para menos. Los trabajos han arrancado por los expedientes solicitados a partir de 2018, quedando paralizados todos los anteriores, algunos de ellos con fecha de 2015. “Han comenzado por estos porque son los que afectan principalmente a particulares y a comunidades de usuarios pequeñas; es decir, que son los más pequeñitos y fáciles de resolver”, subraya Teófilo Bonal, uno de los regantes afectados.

Y aunque se trata de un paso importante, ya que viene a romper con una inacción manifiesta —desde la Confederación Hidrográfica del Duero llegaron a reconocer que esta parálisis era un problema suyo que obedecía a una falta de recursos—, lo cierto es que el arranque está siendo “muy lento”, a pesar de que la empresa contratada ha iniciado los trabajos por los expedientes más recientes y más pequeños. Algunos afectados señalan, incluso, que la empresa “está un poco verde” a la hora de afrontar estas solicitudes.

Aunque la CHD ha llegado a reconocer que el problema era suyo, lo cierto es que en ningún momento ha dejado de aplicar las sanciones —que pueden oscilar entre los 2.000 y los 10.000 euros— a las comunidades y particulares que han hecho uso del agua subterráneo para regar sus parcelas. “Eso sí, ahora parece que están más calmados y que tienen un poco más de consideración a la hora de imponer sanciones”, señala Teófilo Bonal.

A la espera y sin plazos determinados

Los afectados por esta situación —hasta sesenta comunidades de usuarios de aguas subterráneas en Salamanca— desconocen el plazo en el que su solicitud obtendrá el reconocimiento que las acredite como tales comunidades. Y menos aún aquellas más grandes y que se encuentran respaldadas por los ayuntamientos. “Estas se encuentran paralizadas”, anota Teófilo Bonal, uno de los regantes afectados. Las comunidades de usuarios pendientes de acreditación son Aldeanueva de Figueroa (2), Aldeaseca de Alba, Aldeaseca de la Frontera, Cabezabellosa, Calvarrasa de Abajo, El Campo de Peñaranda (4), Cantalapiedra (7), Cantaracillo (2), Forfoleda, Garcihernández (3), Matilla, Morasverdes, Nava, Navales, La Orbada, Pajares, Palacios, Palaciosrubios (5), Parada de Rubiales, Paradinas (2), Pedrosillo de Alba, El Pedroso, Peñarandilla, Rágama, Tardáguila, Topas, Valdunciel, La Vellés, Ventosa (3), Villaflores (3), Villar de Gallimazo (4), Villar de Peralonso, Villoria y Zorita (3).

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png