28 enero 2023
  • Hola

‘Bajonazo’ de los cereales

Artículo de opinión de César Lumbreras en el suplemento de Campo de LA GACETA

24 nov 2022 / 18:40 H.
Ver Comentarios

Primero vamos con el capítulo de mercados. El lunes se registraron importantes descensos en Salamanca en el caso de los cereales; los recortes oscilaron entre 6 y 8 euros por tonelada. En Zaragoza también hubo bajadas de entre 5 y 8 euros, mientras que en Reus, plaza menos importante, pero que también debe tenerse en cuenta, el batacazo fue mucho más significativo, con descensos de entre 6 y 15 euros por kilo.

A esta tendencia claramente bajista del mercado no es ajena ni mucho menos la renovación por cuatro meses del acuerdo entre Rusia y Ucrania, para que puedan salir cereales y oleaginosas de este último país a través de los puertos del Mar Negro. El pacto se logró bajo los auspicios de la ONU y de Turquía. Si finalmente Moscú lo respeta en su totalidad y no da marcha atrás, nos pondremos a finales de marzo, con el invierno ya pasado, encarando la primavera y a dos meses de que comience a recogerse la cosecha en las zonas más tempranas de España.

Llegados a este punto, y con la citada tendencia a la baja, los agricultores que todavía no se han decidido, a buen seguro que se preguntan si, dados los actuales costes de producción, va a ser rentable sembrar cereales, o no. He ahí la gran incógnita.

Toca echar números y poner en un lado de la balanza lo que cuesta producir una tonelada de cereales este año y el que viene, visto cómo están los precios de los abonos, el gasóleo, la energía en general, las semillas y los productos fitosanitarios, así como lo costes de recolección. En el otro lado habrá que colocar tres hipótesis de precios de estos productos, cuando haya que vender la cosecha.

Es verdad que no se conocen las posibles cotizaciones y que la evolución de los próximos meses es como la lotería, pero habrá que trabajar con tres hipótesis, la más baja, la normal y la más optimista, para ver como salen las cuentas. Y, después, asumir el riesgo correspondiente.

Los ingresos de los agricultores y ganaderos vienen, por un lado, por la evolución de los precios, y, por otro, a través de las ayudas de la PAC.

Respecto a esta última, la Consejería de Agricultura de Castilla y León ha decidido flexibilizar las normas de la PAC que se aplicarán el año que viene. Lo contaba en estas mismas páginas Susana Magdaleno el pasado domingo. Dicho lo anterior, hay que hacer dos precisiones. La primera, que esas reglas del juego que corresponden al Ministerio todavía no existen, porque no se han publicado.

La segunda, que se debe haber hecho algo mal en la elaboración de la nueva PAC, cuando de entrada, ya hay que flexibilizar las citadas normas. Es la prueba evidente de que no se puede cumplir.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png