Borrar
Grupo de investigación sobre el cannabis. Archivo.
Una nueva investigación confirma los riesgos de consumir cannabis a corto plazo

Una nueva investigación confirma los riesgos de consumir cannabis a corto plazo

El estudio incluyó a más de 12 millones de individuos residentes en Ontario (Canadá) entre 2008 y 2019 que nunca habían recibido un diagnóstico o tratamiento para la ansiedad

Domingo, 25 de febrero 2024, 11:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El 27% de las personas que acudieron a urgencias por consumo de cannabis desarrollaron un nuevo trastorno de ansiedad en un plazo de tres años, según una amplia investigación realizada en Canadá y publicada en la revista de acceso abierto 'eClinical Medicine' de 'The Lancet'.

Dirigido por investigadores del Instituto de Investigación Bruyère, el Departamento de Medicina Familiar de la Universidad de Ottawa, el Hospital de Ottawa y el CIEM, se trata del mayor estudio realizado hasta la fecha sobre la relación entre el consumo de cannabis y la ansiedad.

El estudio incluyó a más de 12 millones de individuos residentes en Ontario (Canadá) entre 2008 y 2019 que nunca habían recibido un diagnóstico o tratamiento para la ansiedad.

Los investigadores utilizaron datos de registros de salud de ICES para comparar el riesgo de desarrollar un trastorno de ansiedad para individuos que tuvieron una visita al departamento de emergencias (ED) por consumo de cannabis en comparación con la población general.

Según el doctor Daniel Myran, autor principal del estudio y titular de la Cátedra de Investigación en Responsabilidad Social de la Universidad de Ottawa, científico adjunto del CIEM, investigador del Instituto de Investigación Bruyère e investigador clínico del Hospital de Ottawa, «los resultados sugieren que las personas que requieren tratamiento en urgencias por consumo de cannabis corren un riesgo considerablemente mayor de desarrollar un nuevo trastorno de ansiedad y de sufrir un empeoramiento de los síntomas de trastornos de ansiedad ya existentes».

Las principales conclusiones del estudio revelan que en un plazo de tres años, al 27,5% de las personas que acudieron a urgencias por consumo de cannabis se les diagnosticó un nuevo trastorno de ansiedad en un centro ambulatorio, de urgencias u hospitalario, en comparación con el 5,6% de la población general, un riesgo 3,9 veces mayor tras tener en cuenta factores sociales y otros diagnósticos de salud mental.

Además, en ese plazo de tres años, el 12,3% de las personas que habían acudido a urgencias por consumo de cannabis habían sido hospitalizadas o habían acudido a urgencias por un trastorno de ansiedad, en comparación con el 1,2% de la población general, un riesgo 3,7 veces mayor teniendo en cuenta los factores sociales y otros diagnósticos de salud mental.

En los individuos con una visita a urgencias en la que el cannabis fue el motivo principal de la visita, el riesgo de tener una hospitalización o una visita a urgencias por un trastorno de ansiedad aumentó 9,4 veces en comparación con la población general.

Hombres y mujeres y personas de todas las edades que acudieron a urgencias por consumo de cannabis presentaban un riesgo elevado de desarrollar nuevos trastornos de ansiedad en comparación con la población general. Los adultos más jóvenes (10-24 años) y los hombres presentaban un riesgo especialmente elevado.

Existe un debate en curso sobre si el consumo de cannabis hace que las personas desarrollen trastornos de ansiedad o si parte de la relación entre el consumo de cannabis y la ansiedad refleja que las personas se automedican los síntomas de ansiedad con cannabis. En este sentido, el estudio concluye que el consumo de cannabis puede empeorar la ansiedad y es el más amplio realizado hasta la fecha sobre esta cuestión.

Independientemente de la causalidad, los autores advierten contra el uso de cannabis para tratar los síntomas de ansiedad dada la falta de pruebas de su efecto, que su uso puede retrasar otros tratamientos basados en la evidencia, y el riesgo potencial de que pueda empeorar sustancialmente los síntomas de ansiedad.

«Nuestro estudio advierte de que, en algunos individuos, el consumo excesivo de cannabis puede aumentar el riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad», afirma el Dr. Myran.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios