25 agosto 2019
  • Hola

5 fotos inolvidables de las Arribes del Duero

Es uno de los paisajes más fotogénicos del mundo. Cascadas, grandes meandros, profundos cañones... El parque natural de las Arribes del Duero deja instantáneas para el recuerdo

23 abr 2019 / 10:59 H.

Cuando se muestra una imagen de las Arribes del Duero a alguien que no las conoce, la reacción siempre es la misma. Sorpresa, admiración, deseos de ir... Muchos creen que es un paraíso lejano e inaccesible. Pero no, está en Salamanca, Zamora y Portugal. A un paso como quien dice. Una reserva alejada de cualquier síntoma de masificación. Uno de los paraísos más fotogénicos del mundo. El parque natural no sólo ofrece la simbólica y hechizante imagen del Duero encajonado y formando frontera natural entre España y Portugal. También nos regala cascadas, meandros, cachones, campos de almendros en flor... Un sinfín de instantáneas para presumir en Instagram y deleitarse una y otra vez. Hacemos un viaje fotográfico por cinco rincones de las Arribes del Duero.

La furia del agua en el Pozo de los Humos

5 fotos inolvidables de las Arribes del Duero

Es uno de los símbolos de las Arribes del Duero. El Pozo de los Humos tiene una fuerza inusitada. Eso sí, su aspecto más esplendoroso depende el tiempo. De las lluvias concretamente. Sin ellas, esta cascada de 50 metros sobre el río Uces acaba reducida a la mínima esencia.

En los últimos tres años hemos tenido la oportunidad de disfrutar de la cara más fiera de una caída que es posible ver con distancia desde Pereña de la Ribera, y justo al lado, desde Masueco.

El gran meandro del Duero

5 fotos inolvidables de las Arribes del Duero

La Senda del Duero es el camino natural que transita junto al río desde Fuentes del Duero en los Picos de Urbión sorianos, hasta la frontera con Portugal. Una de sus etapas más interesantes es la que une las localidades de Pinilla de Fermoselle y Fermoselle en la provincia de Zamora.

Allí nos topamos con el gran meandro del Duero. Una curva perfecta que el río dibuja con absoluta delicadeza. Desde el propio sendero es posible contemplar unas panorámicas de excepción.

Las Arribes del Huebra en Saldeana

5 fotos inolvidables de las Arribes del Duero

El parque natural de las Arribes del Duero también engloba los cañones que forman algunos de sus afluentes como el Águeda, el Huebra, el Uces y el propio Tormes. En la localidad de Saldeana tenemos una de esas instantáneas que dejan huella con el Huebra como protagonista.

Se trata del mirador del Fraile y la Monja, una atalaya que se puede visitar gracias a una sencilla ruta que también transita por el castro de Saldeana. Desde allí tenemos una panorámica de una imponente mole rocosa donde es habitual ver buitres leonados deleitándonos con su elegante vuelo.

El Cachón del Camaces

5 fotos inolvidables de las Arribes del Duero

El Pozo de los Humos y los vertiginosos miradores lo suelen eclipsar casi todo en las Arribes del Duero. Pero el parque natural tiene joyas ocultas, o no tanto. El Cachón del Camaces, en el término de Hinojosa de Duero, es una ellas. Es accesible y cuenta con un mirador perfectamente habilitado, pero son pocas las personas las que se dejan caer por la carretera que une Lumbrales con Saucelle y su Salto a través del Puerto de la Molinera.

Se trata de una caída de agua de 15 metros que deja en su base una auténtica obra de arte. La de la roca granítica erosionada formado una serie de pozas. Un espectáculo para la vista y también para el oído, ya que el sonido del agua pone la perfecta banda sonora a esta imagen de postal.

El mirador del Fraile en Aldeadávila

5 fotos inolvidables de las Arribes del Duero

Es imposible quedarse con sólo un mirador de las Arribes del Duero. Los hay para todos los gustos y cada uno ofrece una imagen diferente del río encajonado. La Code, la peña del Águila, la ermita del Castillo, el salto de Saucelle... Pero quizás los más espectaculares se ubican en Aldedávila de la Ribera, punto en el que el cañón alcanza una mayor profundidad. En esta localidad son inolvidables las imágenes que se obtienen desde el mirador del Fraile.

Desde su barandilla podemos observar la presa de Aldeadávila, el vuelo de los buitres leonados y el agua en perfecta calma avanzando por un paisaje de película.

PALABRAS CLAVE