Borrar
El Viti recogiendo la distinción de manos de Rubén Amón y en presencia de Leopoldo Sánchez Gil.
El Viti, socio de honor de Minotauro

El Viti, socio de honor de Minotauro

El maestro salmantino participó en el Club Matador de Madrid en un encuentro con los miembros de la peña Antoñete en la que fue reconocido como uno de los grandes de la historia del toreo

Javier Lorenzo

Salamanca

Martes, 23 de abril 2024, 22:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Santiago Martín 'El Viti' sigue despertando admiración y respeto allí donde va, como una de las grandes leyendas vivas del toreo. Una de las últimas apariciones públicas del maestro ha sido en Madrid para recoger el reconocimiento de un grupo de selectos aficionados de la peña taurina Antoñete.

El lunes, en un acto celebrado en el Club Matador, Santiago Martín 'El Viti', fue homenajeado por este colectivo y nombrado como Socio de Honor de Minotauro, en agradecimiento y como homenaje a su trayectoria en los ruedos en las décadas de los sesenta y setenta en las que situó como uno de los grandes maestros de la historia de la tauromaquia. Una distinción, esta de socio de honor de Minotauro, que ya tienen otros maestros de la talla de Paco Camino y Curro Vázquez. Rubén Amón, junto a Leopoldo Sánchez Gil, hizo entrega del galardón al maestro salmantino y, en sus palabras, destacó: «Hay toreros de toreros y toreros de aficionados, y en pocas ocasiones se dan juntos. El caso de El Viti es uno de ellos».

Por su parte, el maestro salmantino destacó la labor que hace Minotauro en la defensa de la tauromaquia y en estos tiempos tan difíciles para la fiesta de los toros. En su intervención, El Viti rememoró a sus compañeros en los ruedos de tantas tardes, como Diego Puerta y Paco Camino, así como al propio Antoñete, que en su última y triunfal etapa en los ruedos lidió muchos toros de Garzón, tan estrechamente ligado al maestro salmantino. En este encuentro, Santiago Martín 'El Viti' recordó a sus padres, sus inicios como novillero, la decisión del apodo y muchas anécdotas llenas de sabor torero que hicieron las delicias de todos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios