18 septiembre 2019
  • Hola

Tremenda voltereta a Juan del Álamo en Las Ventas

Cuando toreaba con la mano izquierda el toro de El Pilar lo empitonó por el muslo y luego lo apresó sin sala en el suelo. A la muerte del toro dio una vuelta al ruedo y pasó a la enfermería

Madrid /
21 may 2019 / 21:30 H.

Juan del Álamo sufrió una espectacular voltereta en el toro de El Pilar que abrió la función en el coso de Las Ventas. Manso de salida y huidizo en los primeros tercios el de El Pilar quedó encelado en la muleta del mirobrigense que lo recogió de inicio con poderosos doblones. El toro se vino arriba y fue a más en la muleta embistiendo humillado y con codicia en las cuatro primeras tandas. En la quinta lo intentó al natural, el toro se le venció quedó descubierto también por el aire que arreciaba en ese momento y el toro hizo presa con saña y dureza. Lo lanzó por alto y en el suelo con buscó codicioso y con malas intenciones con el pitón a escasos milímetros del pecho. Se levantó grogui el torero que después volvió a la cara enrazado y con valor para certificar dos tandas más a derechas. Juan del Álamo terminó con su oponente de una estocada desprendida que fue suficiente. Dio la vuelta al ruedo tras una leve petición de oreja no atendida por el palco. Paso a la enfermería donde fue atendido durante la lidia del segundo toro. Fue infiltrado y atendido de una posible lesión de isquiotibiales en el muslo izquierdo pendiente de estudio radiológico.

Con el cuarto de la tarde mostró una versión mucho más templada, segura y dispuesta. No lo puso fácil en los primeros compases y tercios Jacobero, que mañero en varas e hizo pasar un trago a Jarocho en la brega. Sin embargo, cuando se quedaron solos en el ruedo, torero y torero, el de El Pilar pareció otro. Juan del Álamo le trató con una gran seguridad desde que se abrió de muleta y el toro sacó su fondo más noble. Faena templada, medida e inteligente solo frenada por una zancadilla del toro en el momento clave que desarmó y dejó al descubierto al torero que brilló sobre todo en los remates de las series, largos y enroscados pases de pecho que le daban crédito a las series. Estocada tendida y defectuosa junto a un descabello hicieron que se silenciara una actuación firme y segura.

Con el sexto, que tuvo que estoquear por la cogida de Gonzalo Caballero, firmó un extraordinario saludo capotero, templado, mecido y con gusto, rematado con una soberbia media a pies juntos. Pese a que se lanzaron las ilusiones todo se quedó ahí, no terminó de lanzarse con la muleta y el toro poco a poco se fue apagando hasta terminar en nada.

LA FICHA

Madrid, martes 21 de mayo de 2019. 8º festejó de la Feria de San Isidro. Toros de El Pilar. Bien presentados, y de arduo comportamiento en conjunto, destacó el 3º encastado y de buen juego. Juan del Álamo, vuelta al ruedo tras leve petición y aviso, silencio en el que remató por Caballero, silencio y silencio; José Garrido, silencio tras aviso en ambos; y Gonzalo Caballero, herido por su primero.

Parte médico Juan del Álamo: “Lesión de isquiotibiales en muslo izquierdo, pendiente de estudio radiológico. Policontusiones. Pronóstico: Leve, no le impide continuar la lidia. Firmado: Máximo García Leirado”.

Parte médico Gonzalo Caballero: “Herida por asta de toro en cara externa tercio medio del muslo izquierdo, con una trayectoria ascendente de 25 cm. que produce destrozos en músculo tensor de la fascia lata, vasto externo e isquiotibiales y alcanza cara posterior del fémur contusionando el nervio ciático, alcanzando isquion. Es intervenido bajo anestesia general en la enfermería de la plaza. Se traslada al Hospital La Fraternidad. Pronóstico: Grave. Firmado: Máximo García Leirado”.