Borrar
Marcos Adame y su padre, Aguilar Granada, Manuel León y Luciano Sánchez, el domingo en el patio de cuadrillas de Ledesma
Reencuentro en Ledesma: la añoranza de la Barcelona más taurina

Reencuentro en Ledesma: la añoranza de la Barcelona más taurina

Marcos Adame participó el pasado fin de semana en el estreno de la Rosquilla de Oro de Ledesma. Un certamen para novilleros sin picadores que sirvió para el reencuentro de Aguilar Granada y Manolo León que torearon juntos en esta plaza en el Corpus de 1985, contratados por Luciano Sánchez. Los tres firmaron una foto para el recuerdo casi 40 años después

Javier Lorenzo

Ledesma

Miércoles, 20 de marzo 2024, 22:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Manolo León soñaba con la gloria del toreo en los años 80 cuando Barcelona aún gozaba de un esplendor taurino que dinamitó la clase política y apuntilló el absurdo espíritu independentista que reniega de la identidad de España. En aquella época entrenaba en la ciudad Condal con toreros como Manolo Martín, Finito de Córdoba, Antonio Barrera o José Aguilar Granada, por medio de quien Manolo León llegó a Ledesma para torear en el Corpus de 1985, tras haberse asentado unos meses antes en esta bella localidad salmantina para participar en los diferentes tentaderos del Campo Charro. Con Aguilar Granada, que ya era matador de toros, protagonizó Manolo León, con solo 16 años, el festival del lunes de Corpus ante reses de Jumillano, lidiando así el primer novillo de su vida taurina, que no le terminó sonriendo. León encaminó su vida por otros derroteros, aunque hoy sigue con el veneno y la implicación en el mundo del toro. Ayuda al joven Marcos Adame, que es uno de los alumnos de la media docena de jóvenes que forman la Escuela taurina de Cataluña. Un milagro. Otro más del toreo, en Barcelona sueñan casi a escondidas con la gloria de luces bajo la batuta de su director Enrique Guillén. Todo un milagro en la Ciudad Condal, que en su día se erigió como la más taurina de España, con tres plazas de toros, como uno de los grandes referentes del panorama taurino y en la que, por ejemplo, el maestro Santiago Martín 'El Viti' fue la ciudad en la que más paseíllos hizo en toda su carrera; y que hoy sufre el castigo político con la prohibición taurina.

El domingo arrancó la XVII edición de la Rosquilla de Oro de Ledesma, y la primera tienta la cerró Marcos Adame que, desde Barcelona, vino a Ledesma, de la mano de Manolo León. Este no solo acompañó al incipiente espada, sino que se reencontró en la antigua Bletisa con Aguilar Granada, con quien hizo el paseíllo en 1985, y con Luciano Sánchez, uno de los organizadores de la Rosquilla y aquel año concejal de festejos y, junto a Pepe Cascón (teniente alcalde), organizador del Corpus: en el primero con la Escuela se colgó el 'No hay billetes' y en el mano a mano con Aguilar-León se registró una gran entrada. Los novillos de Jumillano salieron buenísimos los del segundo día, los del primero, no tanto. En la imagen aparecen los protagonistas de esta historia de recuerdos salmantinos y de añoranza del toreo en Barcelona. Marcos Adame hizo casi 1.800 kilómetros (Barcelona-Ledesma-Barcelona) en día y medio para torear una vaca...

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios