Borrar
Juan del Álamo saluda tras cortar la oreja. Instagram: @juandelalamo
Juan del Álamo, primera oreja de la Feria de San Fermín

Juan del Álamo, primera oreja de la Feria de San Fermín

El diestro salmantino, que reaparecía en Pamplona tras el percance del 18 de junio en Colmenar Viejo, corta una oreja a un toro de José Escolar

Sábado, 8 de julio 2023, 20:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Juan del Álamo cortó la primera oreja de la feria de San Fermín a Casillero un cinqueño de José Escolar, que desarrolló cierta nobleza y al que le faltó mayor entrega y humillación. Cortó mucho el toro en banderillero y le hizo pasar apuros tanto a Roberto Blanco como a David Sánchez. Antes, el espada de Ciudad Rodrigo había saludado con templanza en el primer contacto capotero. Brindó la faena de muleta a Enrique Crespo, el cirujano que le atendió de la cornada sufrida en la final de la Copa Chenel y también a su apoderado Lázaro Carmona, que no le ha podido acompañar a este compromiso tras sufrir un amago de infarto hace breves fechas. Juan del Álamo le impuso sosiego y trató de administrarle temple a su oponente en una faena limpia, en la que basó los mayores momento por el pitón derecho mientras que por el izquierdo le recortó siempre mucho más las ya de por sí rácanas embestidas. Le trató con la misma paz y tranquilidad por uno y otro pitón, antes de los desplantes de rodillas que precedieron a una certera estocada, en la que la ejecución fue mejor que la colocación. Sin embargo, la eficacia con la que cayó el toro le sirvió para cortar la primera oreja de la feria de San Fermín, que paseó entre el jolgorio y entrega de las peñas de sol.

El diestro salmantino nada pudo hacer con el sexto de la función, el que cerro el festejo, un toro de una tremenda alzada que presentó muchas complicaciones durante toda la lidia y que no tuvo ni un solo muletazo en la faena de muleta. Esperó siempre, medía en todo momento y cuando se movía tras la muleta topaba más que otra cosa. Ante la dificultad y la imposibilidad del triunfo, Juan del Álamo decidió torear por la cara y lo estoqueó de un pinchazo y una estocada certera.

El primero de la tarde hirió con una cornada en la cara interna del muslo izquierdo al veterano Fernando Robleño, mientras que Borja Jiménez expuso y arriesgó ante un toro muy complicado lidiado en segundo lugar. El diestro sevillano firmó una gran actuación, firme y de gran entrega ante el cuarto, con el que perdió un trofeo con por el fallo a espadas y se tuvo que conformar con una vuelta al ruedo, después de que sufriera un pitonazo en el muslo izquierdo. Se mantuvo en el ruedo para estoquear el quinto, que no tuvo ninguna condición y no le permitió rematar su tarde en Pamplona, donde se lidió una dura y muy complicada corrida de José Escolar.

LA FICHA

Con lleno de No hay billetes en los tendidos de la plaza de la Misericordia de Pamplona se celebró la cuarta de abono de la Feria de San Fermín.

Se lidiaron toros de José Escolar, de imponente presencia y muy complicado comportamiento. El menos agresivo el 3º, el 4º. Arduos y duros el resto.

Fernando Robleño, herido en el primero durante la faena de muleta.

Juan del Álamo, palmas en el que mató por Robleño, oreja y silencio.

Borja Jiménez, ovación; gran ovación y vuelta al ruedo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios