Borrar
Ismael Martín junto al fisioterapeuta que le trata. LAYA
Ismael Martín: en busca del tiempo perdido

Ismael Martín: en busca del tiempo perdido

El joven novillero salmantino ya está inmerso en las sesiones de rehabilitación después de pasar por el quirófano tras la luxación del hombro derecho que sufrió el 1 de octubre

Martes, 5 de diciembre 2023, 19:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El 17 de septiembre se produjo una luxación del hombro derecho cuando toreaba una novillada en Los Molinos (Madrid), reapareció de manera precipitada justo quince días después en su presentación en Las Ventas y volvió a sufrir la misma lesión que le llevó irremediablemente ya a cortar la temporada y a pasar por el quirófano, el 17 de octubre. Operado con éxito en la Clínica de La Fraternidad de Madrid, Ismael Martín cumplió el mes de reposo que le aconsejaron los médicos tras la intervención quirúrgica y ya se encuentra metido de lleno en las sesiones de rehabilitación para recuperar la movilidad y la función del hombro con el fin de llegar al cien por cien al inicio de la temporada que viene, que se presenta clave y crucial para su futuro profesional, después de haber sido, hasta el momento del percance, uno de los novilleros destacados de 2023, con el aval de su brillante paso por los Circuitos de Novilleros de Andalucía y Extremadura, además de las tres orejas que cortó el día de su presentación en La Glorieta en la novillada de la Feria de Salamanca, el pasado 15 de septiembre.

En estos diez días que lleva tratándose en el fisioterapeuta, el torero de Cantalpino confiesa que todo va «mejor» de lo que se esperaba: «Cada día me noto con más fuerza». Esa buena evolución es el fruto de esas sesiones en las que trabaja para recuperar tanto la movilidad completa como la fuerza. Calor en el hombro, corrientes en la zona dañada y trabajos constantes para recuperar la movilidad del hombro derecho que le devuelvan el 100% de la movilidad. Las sesiones de fisio las completa con ejercicios en casa con los que pretende, en dos meses, estar en las mejores condiciones para retomar los más pronto posible los tentaderos de preparación.

Reconoce que en todo este tiempo no ha dejado de torear con la mano izquierda y que ahora ya está cogiendo poco a poco de nuevo los trastos con la derecha, aunque es sabedor que todavía le queda un largo trecho para pasar página a esta lesión que truncó su lanzamiento en el cierre de la campaña en el momento crucial, cuando estaba lanzado y aliado al triunfo. Ahora, entre sesión y sesión, Ismael Martín ya medita los sueños de la temporada venidera en la que se reencontrará de nuevo con los ruedos para retomar las buenas sensaciones que dejó pendiente al final del último curso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios