24 septiembre 2022
  • Hola

Damián Castaño, tras su cogida en Cenicientos: “Pensé que me había partido en dos”

“He tenido suerte y el domingo estaré en Bilbao”, ha asegurado el torero salmantino en declaraciones a LA GACETA

15 ago 2022 / 15:12 H.

De madrugada llegaron las noticas más positivas. Las pruebas médicas realizadas a Damián Castaño en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles, donde fue trasladado desde Cenicientos (Madrid) tras la brutal voltereta que le propinó un imponente toro de Cuadri, descartaban cualquier tipo de lesión cervical

“Tengo a la altura del omóplato derecho como una pelota inmensa y muchos dolores. Caí con la cabeza, se me ha inflamado toda esa zona”, comenta Damián Castaño ya desde el domicilio de sus padres en Salamanca, donde se recupera. Y a donde llegó este mismo lunes, en torno a las diez de la mañana, tras pasar la noche en el citado centro médico de la localidad madrileña. Tuvo que esperar más de una hora a que llegara a Cenicientos una ambulancia desde Móstoles, para que pudiera continuar el festejo y luego otra hora más de tortuoso viaje por las sinuosas carreteras del Valle del Terror. Una odisea.

“Lo más importante es que no ha habido fractura, ni lesión cervical”, comenta el diestro con no poco alivio y el tono templado de sentirse vivo y ya en casa: “Lo que más me preocupó es que no me podía poner derecho. En la enfermería tampoco. Esa sensación no la había tenido nunca, la de no poder incorporarme”, puntualiza Damián Castaño, que ahora sigue un tratamiento de analgésicos para tratar de contrarrestar los dolores y este mismo martes se pondrá en manos del fisioterapeuta Pedro Gallego, que ha preferido esperar un día para que comience a bajar la inflamación y poder comenzar a tratar la zona lesionada.

Todo ello con el objetivo de entrar en faena y obrar el milagro de que Damián pueda llegar el domingo a la trascendental cita de Bilbao, donde está anunciado con toros de Dolores Aguirre en la que será la primera de las Corridas Generales (junto a Luis Bolívar y Romás, y las cámaras de Canal Toros en directo).

Las dudas están en el festival que tiene este martes en Pedro Bernardo (Ávila), junto a Rafaelillo y reses de Pablo Mayoral, donde va a ser muy difícil que esté, pero el torero no tiene dudas con Bilbao: “Allí voy sí o sí”, afirmó este lunes por la mañana, lo mismo que le dijo a su apoderado por la noche en la propia ambulancia en Cenicientos de camino al hospital de Móstoles. “Me ha costando un mundo que me pongan ahí, aunque sea a rastras, partido o doblado, esa tarde no me la pierdo por nada del mundo”, ratificó Castaño.

“El toro no era bueno, pero si emocionante”

Sobre el percance recuerda: “No me lo esperaba, era el segundo muletazo en la segunda tanda. El toro había embestido con mucha emoción y, de pronto, en el segundo muletazo, se me vino encima. No pude hacer nada por escaparme”.

Aún así reconoce que tuvo “suerte” de caer primero en el toro y no hacerlo directamente en el suelo, después de que el astado de Cuadri le lanzara a más de dos metros de altura. “Después del porrazo, quise incorporarme y no podía. Fue una impotencia tremenda. Pensé que me había partido la espalda”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png