Borrar
Residencia de San Juan de Dios tras un incendio probablemente intencionado el pasado mes de enero.
El okupa que asaltó a otro en Ciudad Jardín vuelve a prisión tras su enésimo arresto este mes

El okupa que asaltó a otro en Ciudad Jardín vuelve a prisión tras su enésimo arresto este mes

Salió de Topas en diciembre pero con orden de alejamiento y este miércoles la incumplió. En calabozo amenazó a los agentes: «Cuando salga voy a matar al primero que encuentre»

M. C.

SALAMANCA

Sábado, 27 de enero 2024, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

M.N., el indigente detenido el pasado mes de diciembre por asaltar tres veces en dos días y a punta de cuchillo a otro en la antigua residencia universitaria San Juan de Dios, situada en la avenida de la Merced (Ciudad Jardín), ha ingresado de nuevo en prisión apenas un mes después de haber salido tras serle concedida otra oportunidad. El subsahariano volvió a ser arrestado este miércoles tras liarla otra vez en la misma residencia, en estado de abandono y frecuentada por okupas, al quebrantar la orden de alejamiento de la víctima de los asaltos por los que había sido detenido en diciembre. Según informan a LA GACETA fuentes del caso, tras pasar a disposición judicial, se ordenó de nuevo su ingreso en prisión a la vista de su alocada trayectoria con al menos tres arrestos por semana en el último mes.

Tal y como avanzó en su momento este diario, M.N. ingresó en prisión preventiva el pasado 23 de diciembre con motivo del violento episodio registrado en la antigua residencia cuando, junto a otro individuo apodado como 'El Grandote', entró en la dependencia en la que se aloja la víctima hasta en tres ocasiones, en todas ellas con fuerza y a punta de cuchillo. Le amenazaron y le golpearon hasta apoderarse las tres veces de pequeñas cantidades de dinero, entre 5 y 15 euros.

El juez de guardia ordenó entonces su ingreso en prisión provisional, como había solicitado la Fiscalía, por un delito de robo con violencia. Sin embargo, días después quedó libre a la espera de juicio, con una orden que le impedía aproximarse a la víctima.

A pesar de la prohibición judicial, este miércoles se alertó a la Policia Nacional de que un individuo estaba amenazando con un cuchillo a algunos de los usuarios de la residencia. En el lugar, los agentes no hallaron el cuchillo, pero sí al subsahariano, de manera que se lo llevaron detenido a dependencias policiales.

Una vez en los calabozos, señalan las fuentes, volvió a liarla con golpes, insultos y amenazas de todo tipo a los agentes, entre otras: «Cuando salga voy a matar al primero que encuentre».

Este jueves fue puesto de nuevo a disposición del Juzgado de Instrucción número Cuatro de Salamanca, de guardia, donde apareció con la cabeza partida y con puntos como consecuencia de su violento episodio en calabozos en el que llegó a lesionarse a sí mismo, señalan las fuentes. El juez ordenó su nuevo ingreso en prisión, como volvió a solicitar la Fiscalía. Se le acusa de delitos de quebrantamiento de medida cautelar, amenazas y atentado a los agentes de la autoridad.

En el interrogatorio judicial, reconoció que había incumplido la orden de alejamiento y acudido a la residencia pero dijo que lo hizo «porque tiene que dormir en algún sitio», preguntando que por qué se tiene que ir él de allí, «que se vaya el otro», llegó a decir. Respecto a su actitud agresiva, pidió «que se pongan en su lugar, que estaba nervioso y por eso diría barbaridades».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios