Borrar
Familiares, vecinos y amigos durante la homilía en la iglesia de la localidad de Vecinos.
Misa en recuerdo de Mario Casal: «Desde aquel día el pueblo está dividido. Notamos su ausencia»

Misa en recuerdo de Mario Casal: «Desde aquel día el pueblo está dividido. Notamos su ausencia»

La homilía se ha celebrado este domingo en Vecinos: «Estos cuatro años sin él están siendo muy duros»

Celia Luis

Vecinos

Domingo, 30 de junio 2024, 19:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Desde el fatídico 25 de junio de 2020 el pueblo está dividido y notamos muchísimo su ausencia», explica a LA GACETA una amiga de Mario Casal, el joven de Vecinos fallecido violentamente hace cuatro años mientras celebraba la noche de San Juan. Familiares, vecinos y amigos, que mantienen muy vivo su recuerdo y continúan reclamando justicia en sus perfiles en redes sociales, han celebrado este domingo a las 10:00 horas una misa en su recuerdo en la iglesia de la localidad, donde residía y trabajaba Mario.

«Estos cuatro años sin él están siendo muy duros. Todo el mundo lo quería, trabajaba en el Ayuntamiento y ayudaba mucho a los vecinos. Las personas involucradas esa noche están apartadas de nosotros, del entorno de Mario», dice la mujer.

Tal y como avanzó este medio, un exconcejal de la misma localidad, J.L.G.M., fue juzgado y condenado por su muerte. En el mes de abril de 2023, la juez le declaró autor de un delito de lesiones en concurso ideal con un delito de homicidio por imprudencia grave por los que le impuso una condena de 3 años y 9 meses de prisión. La magistrada le impuso además penas alejamiento de los padres y la hermana del fallecido, así como el pago de una indemnización a cada progenitor de 83.794,03 euros y a su hermana en la cantidad de 22.793,80 euros. La sentencia fue ratificada en todos sus extremos en septiembre por la Audiencia Provincial.

«No se ha hecho justicia»

Pese a la confirmación de la sentencia, los familiares y amigos siguen en su lucha porque creen que en el caso del culpable directo de la muerte la pena debería haber sido mayor y que deberían haberse sentado más personas en el banquillo de acusados. «Es muy injusta esa condena, el autor sigue en la calle y hace su vida normal como si nada, así como los demás testigos, y sin embargo Mario no está. Creemos que no se ha hecho justicia», lamenta.

La sentencia declara probado que sobre las 14:00 horas del 24 de junio de 2020 tuvo lugar una comida organizada por el Ayuntamiento de Vecinos con ocasión de las fiestas de San Juan en el establecimiento 'El Portón de Huebra', sito en dicha localidad a la que acudieron personas vinculadas con la corporación, entre ellas, el acusado y la víctima mortal.

A partir de las 18:00 horas algunos de los invitados fueron abandonando el local, mientras que otros como J.L.G.M. y Mario permanecieron en el local bebiendo, mientras que fueron llegando más personas hasta que sobre las 00:00 horas la hija del propietario y encargada del establecimiento les comunicó que lo iban a cerrar. Varias personas compraron bebidas y decidieron ir a la calle La Iglesia donde se encuentra un garaje del acusado, desplazándose unos en coche y otros andando, para continuar la fiesta fuera del mismo. En un momento dado se produjo una discusión entre Mario y el acusado, después continuaron discutiendo enérgicamente. Mario propinó un golpe en cara al acusado, en la zona de la nariz y se dio la vuelta. El acusado, empleando un vaso o botella de cristal con el consiguiente incremento de su capacidad lesiva y con la intención de menoscabar su integridad física, golpeó a Mario en la región parietal derecha y cuando se giró Mario, le dio un puñetazo en la cara con idéntico propósito, ocasionando que cayera al suelo y se golpeara violentamente. Cuando estaba en el suelo, el acusado propinó dos patadas en la cabeza de Mario con el mismo ánimo sin que el acusado pretendiera o asumiera causar su muerte, pero sí actuando de forma negligente frente al importante riesgo creado para la integridad física de Mario.

Tras los hechos y al advertir la gravedad de lo ocurrido, varias personas se marcharon y se quedaron dos de ellos que trataron de atender a Mario, mientras que otro llamó a Emergencias. La Guardia Civil llegó sobre las 2:10 horas y poco después la ambulancia salió hacia el Hospital Virgen de la Vega. Mario falleció sobre las 16:30 horas del día 25 de junio en el citado Hospital a causa del traumatismo craneoencefálico ocasionando al golpearse en el suelo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios