Borrar
El Hospital Universitario de la Virgen del Castañar de Béjar, donde ocurrieron los hechos.
A juicio por agredir a un vigilante y un celador del hospital de Béjar después de una 'rave'

A juicio por agredir a un vigilante y un celador del hospital de Béjar después de una 'rave'

Los hechos ocurrieron en julio de 2022 sobre las 3:45 horas de la madrugada

Celia Luis

Salamanca

Sábado, 11 de noviembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El hombre H.H.V. ha sido citado para ser juzgado el próximo martes, 14 de noviembre, por protagonizar dos agresiones, a un vigilante de seguridad y a un sanitario, en el Hospital Universitario Virgen del Castañar, en Béjar, después de estar varias horas de 'rave', una fiesta de música techno. El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca acogerá el juicio contra el varón, acusado de un delito de daños y dos leves de lesiones. H.H.V. efectuó el altercado en julio de 2022. Por estos hechos, el hombre se enfrenta a una condena de un año y nueve meses de prisión, que le pide la Fiscalía, así como una multa e indemnizaciones a los dos perjudicados.

Según relata el Ministerio Público en su escrito de calificaciones provisionales, al que ha tenido acceso LA GACETA, los hechos tuvieron lugar el 3 de julio de 2022 sobre las 3:45 horas de la madrugada en el Hospital de Béjar. Al parecer, se acordó por decisión facultativa el trasladado en ambulancia de un paciente, acompañado por H.H.V., el cual no se mostró de acuerdo y trató de obstaculizar el traslado.

En ese momento, el acusado, con intención de menoscabar la propiedad ajena se aproximó a la ambulancia del 112 de Béjar y propinó un fuerte golpe a uno de sus cristales, que se rompió tras el impacto.

Al no deponer el acusado su actitud violenta, el vigilante intentó sujetarle, momento en el cual, también con intención de menoscabar su integridad física, propinó un golpe en el labio al vigilante de seguridad que se encontraba desempeñando sus funciones de guardia.

Por tales motivos, un personal sanitario acudió en auxilio tratando de sujetar a H.H.V. para que cesara su agresión, pero este, con igual ánimo tiró al suelo al sanitario, causándole quemaduras de primer grado por abrasión en la cara cubital del antebrazo izquierdo y rompiéndole el pantalón de trabajo.

Tras ello, el vigilante movilizó al acusado hasta la llegada de los agentes del Cuerpo Nacional de la Policía de Béjar. Con motivo de la agresión, el guardia de seguridad sufrió una contusión en el labio superior y abrasiones en ambas rodillas, heridas que necesitaron cinco días para su curación. Asimismo, el sanitario sufrió quemaduras de primer grado que precisaron quince días de curación.

Por estos hechos, el fiscal le acusa de un delito de daños y dos delitos leves de lesiones, de manera que la pena a imponer, considera, es de un año años y nueve meses de cárcel y dieciocho meses de multa con cuota diaria de doce euros por el delito de daños. Así como tres meses de multa con cuota diaria de doce euros y responsabilidad subsidiaria en caso de impago por cada uno de los dos delitos leves de lesiones. Además de las indemnizaciones: 215 euros al vigilante de seguridad, 805 euros al sanitario y 978 euros a la empresa de Emergencias Sanitarias por los daños del cristal de la ambulancia, según las mismas fuentes consultadas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios