Borrar
Fotografía de la pasarela de Huerta Otea, desde donde el delincuente se lanzó al río.
'Jesús el Gitano', de nuevo a juicio por recibir droga en un vis a vis en Topas

'Jesús el Gitano', de nuevo a juicio por recibir droga en un vis a vis en Topas

Ocurrió el pasado mes de abril, cuando su compañera le pasó cocaína, heroína y hachís. La Fiscalía pide para cada uno una pena de dos años de prisión y 750 euros de multa

M. C.

SALAMANCA

Viernes, 29 de diciembre 2023, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Jesús el Gitano', el delincuente salmantino que se hizo conocido tras acabar en las aguas del Tormes durante una persecución con un coche que había robado a la salida de un fumadero de Pizarrales, volverá a sentarse en enero en el banquillo de acusados. J.R.J. está acusado en esta ocasión de un delito contra la salud pública por un pase de droga durante un vis a vis con su al menos por aquel entonces pareja sentimental, la también acusada R.S.S.

Según informan fuentes del caso a LA GACETA, la Audiencia Provincial de Salamanca ha señalado el juicio contra ambos para el próximo 22 de enero.

La Fiscalía les acusa de un delito de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud, con la circunstancia atenuante de adicción a las drogas en el caso de él y de parentesco en el caso de ella. Solicita para cada uno dos años de prisión y 750 euros de multa con responsabilidad personal subsidiaria de 50 días de privación de libertad en caso de impago y el comiso de la droga intervenida.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 14 de abril, cuando el acusado se encontraba interno en el centro penitenciario de Topas. Según recoge la Fiscalía en su escrito de calificación provisional, ese día, ambos mantuvieron un vis a vis, en el transcurso del cual, previo concierto voluntario y para favorecer además del consumo de su pareja el consumo ilícito de terceras personas, la mujer entregó al varón las siguientes sustancias estupefacientes: ocho bellotas de hachís y unos trozos de esta misma sustancia, con un peso de 42,18 gramos; un envoltorio con 1,11 gramos de heroína y otro con 0,87 gramos de cocaína.

Posteriormente, el acusado ingirió parte de las sustancias, lo que no evitó que fuera interceptado a la salida de la comunicación por los funcionarios de la prisión, que intervinieron tres bellotas de hachís.

El acusado fue trasladado al Hospital de Salamanca, donde sometido a la prueba radiológica se observó que portaba cuatro bellotas de hachís en su organismo que expulsó y dos trozos pequeños de hachís y la heroína y la cocaína citadas anteriormente. En el Hospital de Valladolid expulsó la última bellota de hachís.

El hachís intervenido, en su distribución por dosis, alcanzaría un precio aproximado de 283 euros; la cocaína, de 53 euros; y la heroína, de 66 euros.

Señala el Ministerio Público que el acusado intentaba introducir la sustancia en el penal para su distribución o comercialización, no llegando a entrar sin embargo en el circuito de distribución. Refleja además que en el momento de los hechos sufría un trastorno por consumo de opiáceos y cocaína que afectaba moderadamente a su capacidad volitiva, en lo que a obtención y consumo de sustancias se refiere.

Su rocambolesca huida

El delincuente acumula numerosos antecedentes y en el momento de la persecución tenía prohibido entrar en Salamanca. Pese a ello, el 20 de octubre de 2022 estaba consumiendo cocaína con una mujer en la calle Limón (Pizarrales) y le quitó al descuido las llaves del coche. Se subió al mismo y condujo por las calles de la ciudad, pese a carecer de puntos, a toda velocidad, bajo los efectos de las drogas e incumpliendo todas las normas de circulación, hasta ser sorprendido en la calle Almendralejo (Buenos Aires) por una patrulla policial que inició la persecución con los sistemas acústicos y luminosos y dándole órdenes para que parara. Pese a ello, continuó, poniendo en riesgo al resto de usuarios de la vía y llegando a conducir en dirección contraria y a cruzar una rotonda de Tejares por el centro. Al llegar a la pasarela peatonal de Huerta Otea, corrió en dirección al Tormes y permaneció en el río hasta ser detenido por los agentes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios