13 agosto 2022
  • Hola

Este lunes arranca el juicio por la presunta violación en la Nochevieja Universitaria

En el año 2018, el acusado habría agredido a una chica, que estaba semiinconsciente por la ingesta de alcohol, en su piso de la calle Varillas | La Fiscalía le pide 10 años de cárcel

15 mar 2021 / 15:21 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La Audiencia Provincial de Salamanca ha señalado para las jornadas de este lunes y martes el juicio contra R.A.S.M., el joven peruano acusado de violar a una chica durante la celebración de la Nochevieja Universitaria en Salamanca, en el año 2018. La Fiscalía le acusa de un delito de agresión sexual por el que le pide 10 años de prisión, 11 años de alejamiento e incomunicación con la víctima y 8 años de libertad vigilada una vez cumplida la pena de prisión en el caso de que resulte condenado. Por último, le reclama 245 euros por las lesiones y 3.000 euros más por las secuelas y los daños morales.

Según recoge el Ministerio Fiscal en su escrito de calificación provisional, los hechos tuvieron lugar el 13 de diciembre de 2018, cuando la joven, que vivía con otras estudiantes en un piso de la calle Varillas, salió sobre las 19.00 horas con una de ellas con motivo de la celebración de la Nochevieja Universitaria tras haber estado consumiendo alcohol en el piso.

Al llegar a la Plaza Mayor, fueron a comprar comida a un supermercado, donde se encontraron con un grupo de chicos y se dirigieron al piso de la calle Varillas.

Sobre las 20.15 horas, las chicas volvieron a salir y fueron primero a la Plaza Mayor y luego a un conocido bar próximo a su domicilio donde consumieron más alcohol.

La víctima se encontraba muy afectada por la ingesta de alcohol, de modo que la otra chica junto con el acusado y otros tres varones, la llevaron a su casa. Una vez allí, la dejaron en su cama, vestida con la ropa que llevaba y tapada con una sábana.

Sobre las 22.00 horas, el grupo volvió a salir pero en el piso se quedaron, además de la víctima, el acusado y dos chicas en una de las habitaciones.

Fue entonces cuando el acusado habría aprovechado que la víctima se encontraba semiinconsciente por el consumo de alcohol y, con ánimo de satisfacer sus impulsos sexuales, consumó el acto sexual empleando la fuerza para conseguirlo. Acto seguido, se fue a su piso y allí le comentó a unos compañeros que había mantenido relaciones sexuales con la chica.

Ésta se despertó sobre las 4.30 horas y descubrió que en su cama había vómito, estaba desnuda y sintió dolor en la zona genital, además de tener hematomas en la zona del pecho.

La joven se duchó y se vistió, tras lo que le contó lo ocurrido a una de sus compañeras de piso.

Sobre las 5.00 horas, ambas hablaron con dos de los amigos del acusado con los que habían estado esa noche y tras intentar contactar con R.A.S.M. y no conseguirlo, acudieron a su casa sobre las 12.30 horas y éste negó haber mantenido relaciones sexuales con la víctima.

Más tarde, la afectada fue al Clínico para recibir asistencia y fue reconocida por el forense, que apreció la existencia de “lesiones compatibles con penetración vaginal forzada”, además de presentar lesiones varias en su partes íntimas.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png