01 diciembre 2020
  • Hola

El fiscal rebaja a 4 meses de cárcel la condena para el acusado de sisar a su tío nonagenario tras devolver el dinero a los herederos

El acusado, J.J.P.C., se enfrentaba inicialmente a tres años de prisión. Un acuerdo entre las partes ha evitado el juicio que este viernes iba a acoger la Audiencia Provincial

Un acuerdo de última hora entre las partes ha evitado la celebración del juicio que este viernes tenía previsto acoger la Audiencia Provincial de Salamanca contra el acusado de sisar durante más de un año a su anciano tío de más de 90 años y que acababa de sufrir un ictus, J.J.P.C.

Según informan fuentes del caso a LA GACETA, la conformidad ha sido posible gracias al pago de prácticamente la totalidad del dinero apropiado -43.337 euros- a los herederos forzosos del anciano -que falleció en septiembre de 2016 y no tenía hijos-. El fiscal ha tenido en cuenta además el tiempo transcurrido desde que tuvieron lugar los hechos -seis años- conforme a lo que la pena de tres años de prisión inicialmente solicitada le ha podido ser rebajada a cuatro meses de prisión más el pago de la indemnización.

Tal y como avanzó este diario, en su escrito de calificación el fiscal señala que el anciano, nacido en 1923, tenía 91 años de edad cuando el 2 de diciembre de 2014 sufrió un ictus cerebral cuya consecuencia fue un severo perjuicio a su capacidad de valerse por sí mismo, dado que había quedado muy mermado en cuanto a sus capacidades físicas y también psíquicas.

Como quiera que por aquel entonces el anciano confiaba plenamente en el esposo de su sobrina, J.J.P.C., de 58 años y sin antecedentes penales, concedió a éste plena disposición para operar en sus cuentas bancarias.

Aprovechando tal situación, prosigue el fiscal, el acusado que no había recibido apoderamiento formal por parte del nonagenario, pero sí tenía autorización bancaria sobre sus cuentas, comenzó a efectuar sucesivas disposiciones en una de ellas.

A los tres días de que su tío sufriera el ictus, retiró 1.000 euros; a la semana, 3.000 euros más... y así sucesivamente, hasta superar en más de 43.000 euros el dinero irregularmente dispuesto por el acusado.

Al producirse el 19 de septiembre de 2016 el fallecimiento del anciano, que nunca llegó a reponerse de las secuelas producidas por el ictus sufrido año y medio antes, los herederos del mismo descubrieron el desfalco presuntamente cometido por el acusado nada más hacerse cargo e inspeccionar los bienes del anciano.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png