25 septiembre 2021
  • Hola

Dos años de prisión por poner ‘porno’ a su hija de 5 años, tocarla y masturbarse

E.A.G. ha aceptado la condena, que incluye alejamiento, retirada de la patria potestad y 1.000 € de indemnización

22 jul 2021 / 22:02 H.

El salmantino acusado de tocar las partes íntimas a su hija de cinco años y masturbarse mientras veía películas pornográficas en un municipio de Las Arribes, E.A.G., ha aceptado una condena de dos años de prisión, menos de la mitad de la pena que inicialmente le pedía la Fiscalía (cinco años).

La Audiencia Provincial de Salamanca acogió ayer la conformidad entre las partes, tras la rebaja en la petición por parte de la fiscal, reducción que ha sido consecuencia de la aplicación de la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas, derivadas de los avatares del procedimiento (como que el primer abogado falleció y el caso ha pasado por dos letrados más), así como el retraso en la tramitación del procedimiento no atribuible al acusado, sino al órgano que instruyó la causa. Y es que, señalan fuentes del caso, la instrucción se abrió hace más de seis años, el 1 de abril de 2015.

Con este acuerdo también se ha pretendido evitar la doble victimización por parte de la menor porque el tener que recordar lo sucedido ante el tribunal le hubiera supuesto un sufrimiento añadido.

Además, transcurridos ya seis años desde los hechos, la declaración de la menor podría ahora variar radicalmente, porque siendo la misma persona, tiene ahora 13 o 14 años y no 5, las circunstancias son diferentes y la percepción de la realidad es otra.

Así las cosas, las partes han llegado finalmente al citado acuerdo de dos años de prisión, que casi con toda probabilidad no cumplirá al haber sido solicitada su suspensión por la defensa y no haberse opuesto las partes a cambio. eso sí, de que no vuelva a delinquir en tres años, sino ingresaría automáticamente.

Además se le impone el alejamiento e incomunicación por tres años de la menor y se le inhabilita para ejercer la patria potestad por dos años. Por último deberá pagar 1.000 euros a la víctima por los daños morales.

Según señalan las fuentes consultadas por este diario, E.A.G. lleva años sin ver a su hija, porque además de la orden de alejamiento que en su día se le impuso, reside fuera del municipio donde ocurrieron los hechos.

Según recogía la Fiscalía en su escrito de calificación provisional, los hechos se repitieron entre el 31 de marzo de 2014 y el 5 de febrero de 2015, cuando el acusado aprovechando aquellos momentos en que se quedaba a solas en un domicilio de una localidad de Las Arribes con la víctima, su hija de cinco años, le mostró películas de contenido pornográfico.

En esos momentos, prosigue el Ministerio Público, cuando procedían al visionado de las películas, el acusado se masturbó en presencia de su hija y con el propósito de satisfacer sus impulsos sexuales, llegó a tocar la zona genital de la pequeña.

Al descubrir lo sucedido, la madre de la menor, formuló la correspondiente denuncia por los hechos descritos.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png