Borrar
R.S.O., durante el juicio en la Audiencia Provincial. ALMEIDA
Diez años de cárcel para el acusado de perforar un ojo a otro hombre en Guijuelo

Diez años de cárcel para el acusado de perforar un ojo a otro hombre en Guijuelo

R.S.O. deberá indemnizar al perjudicado en más de 85.000 euros y no podrá acercarse a él en 13 años. Los hechos ocurrieron cuando la víctima celebraba con sus compañeros la Navidad de 2019

M. C.

SALAMANCA

Viernes, 31 de mayo 2024, 10:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Diez años de prisión y más de 85.000 euros de indemnización. La Audiencia Provincial de Salamanca ha declarado culpable del delito de lesiones con la agravante de alevosía del que la Fiscalía acusaba a R.S.O. por la salvaje agresión a un joven que en el año 2019 celebraba la Navidad con sus compañeros de trabajo en Guijuelo. Agresión sin motivo aparente -agresor y víctima no se conocían- y en el transcurso de la cual le clavó un objeto punzante en la cabeza y en la cara, dejándole inconsciente y perforándole un ojo.

La sentencia, según ha podido saber LA GACETA, le impone además una medida de alejamiento del afectado por un periodo de 13 años que deberá cumplir a su salida de prisión.

La defensa ya ha anunciado que recurrirá el dictamen del alto tribunal.

La sentencia se corresponde con la tesis de la Fiscalía, que le pedía la misma pena. Según el relato del Ministerio Público, los hechos tuvieron lugar el 21 de diciembre de 2019, alrededor de las 08:00 horas, cuando el acusado, con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia, se encontraba en la calle, en las inmediaciones de una pastelería situada en la calle Alfonso XIII de la localidad chacinera, y se acercó por detrás a la víctima, un joven de 23 años.

Por motivos que se desconocen, comenzó a darle muchos golpes en la cabeza y en la cara, cayendo este al suelo y perdiendo el conocimiento, tras lo que el acusado huyó rápidamente del lugar.

La víctima sufrió graves menoscabos físicos, consistentes en contusión en región facial derecha con lesiones oculares, perforación del globo ocular, así como múltiples heridas en región facial derecha, que le afectaron a la nariz, el párpado, la mejilla, etc.

Lesiones por las que además de una primera asistencia facultativa, precisó de tratamiento médico quirúrgico con intervenciones por parte del servicio de Oftalmología del Hospital Virgen de la Vega, tardando en curar 527 días -seis de ellos de perjuicio grave y 521 moderado- y quedándole como secuelas pérdida de agudeza visual del 95% del ojo derecho y cicatrices en la región facial derecha, así como en el lóbulo de la oreja del mismo lado.

En el juicio el acusado negó con rotundidad los hechos imputados, asegurando que en el momento en que se produjo la agresión: «estaba en casa con mi hijo». R.S.O. señaló que ese día ni siquiera estaba en la localidad chacinera, sino en Salamanca capital, en su casa, cuidando de su hijo. Por su parte, el perjudicado, que ha perdido la visión del ojo derecho, le reconoció en el juicio que la Audiencia Provincial acogió el pasado 13 de mayo. Dijo, eso sí, no conocer muy bien el motivo de la agresión y relató: «Al primer golpe perdí la visión y me dio otro y perdí el conocimiento».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios