21 abril 2021
  • Hola

720€ de multa para la pareja de italianos que embistió al policía que les pidió que usaran mascarilla

El agente, alto mando policial fuera de servicio, reprendió al grupo y una joven se le encaró

07 abr 2021 / 18:40 H.

“No estamos haciendo nada malo. Quién cojones eres tú para decirnos nada”. Con estas palabras, provocadoras y desafiantes, se dirigió a última hora de este martes una joven al desconocido que le pidió que se pusiera la mascarilla y que acabó siendo nada menos que uno de los responsables de la Policía Nacional en Salamanca, que no iba uniformado porque se encontraba fuera de servicio, pero que en ese momento ejerció con su labor como ciudadano al recriminarle a ella y a su grupo que no cumplieran con las normas anti-covid. A causa de ello, dos jóvenes, ambos de nacionalidad italiana y miembros del grupo, acabaron forcejeando con el policía para conseguir, a base de empujones, que la joven consiguiera zafarse. Según ha podido saber LA GACETA, los dos varones han aceptado ya el pago de 720 euros de multa por un delito de resistencia en el juicio rápido que este jueves acogió el Juzgado de Instrucción número Dos de Salamanca, en funciones de guardia.

Tal y como ha venido avanzando este diario, los hechos tuvieron lugar el martes, sobre las 20.35 horas, en la calle Gran Vía. A la altura de uno de los bares de la céntrica vía, próximo a la calle Varillas, el perjudicado se topó con un grupo de personas que estaban de pie, fumando y bebiendo varios de ellos, obstaculizando el paso de los viandantes, y algunos incluso sin portar la mascarilla obligatoria.

Por ese motivo, el varón se dirigió a ellos y de forma educada les dijo que por favor facilitaran el paso a los viandantes, a lo que los jóvenes accedieron inicialmente, pero acto seguido una de las chicas del grupo se dirigió a él y le espetó: “No estamos haciendo nada malo. Quién cojones eres tú para decirnos nada”.

Fue entonces cuando el varón accedió al bar y se identificó mostrando su placa y su carné profesional, con el fin de solicitar al responsable del establecimiento que les pidiera que se sentaran en las mesas y se pusieran las mascarillas obligatorias.

El hostelero se lo comunicó al grupo pero, lejos de hacerle caso, se enfrentaron a él y, dado que no atendían a razones, acabó solicitando la presencia policial.

Mientras tanto, el agente se volvió a identificar como policía ante la joven en cuestión y le pidió que se apartase del grupo, se pusiera la mascarilla y se identificara, a lo que ella le respondió que estaba indocumentada y además “no le da la gana de quitarse de la calle”.

Aunque le dijo que esperase a la llegada de la patrulla policial, la chica, en compañía de otra, se fueron del lugar y atravesaron la Gran Vía, siendo seguidas por el policía nacional de paisano, que volvió a instar a la joven a que esperase la llegada policial.

En ese momento, aparecieron los dos jóvenes italianos, que se encontraban en el mismo grupo que las chicas, por lo que sabían que aunque no iba uniformado el hombre era agente de la Policía Nacional, a pesar de lo que se interpusieron y comenzaron un fuerte forcejeo con él, al que propinaron empujones, hasta conseguir que las dos chicas huyeran.

Varias patrullas de la Policía Local acudieron al lugar y los dos jóvenes, P.P. y A.D.V., italianos de 24 y 25 años respectivamente, acabaron detenidos por desobediencia y resistencia a la autoridad.

Tras pasar la noche en los calabozos policiales de la calle Jardines, este jueves han pasado a disposición judicial tras lo que aceptaron la pena que les solicitó la Fiscalía en un juicio rápido: 720 euros de multa cada uno.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png