30 junio 2022
  • Hola

¿Es seguro comprar la fruta por mitades?

En este estado, los alimentos quedan más expuestos y se deterioran más rápido

15 may 2022 / 19:28 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Una tendencia que cada vez es más frecuente en los grandes establecimientos de venta de fruta es vender la mitad de las piezas envueltas en film. El objetivo de esta práctica es apuntar a los clientes que no están dispuestos a comprar la fruta entera, además de reducir el desperdicio de alimentos. Sin embargo, surge la pregunta ¿es esto positivo tanto para el consumidor como para el estado de la pieza?

En los establecimientos, el stand de la fruta suele encontrarse a temperatura ambiente, mientras que la zona de refrigerados se sitúan las verduras preparadas, las ensaladas en bolsa y la fruta troceada.

No obstante, las frutas cortadas a la mitad no están dispuestas en las zonas de neveras, sino que se encuentran con el resto de la fruta que está completa. Esto presenta un inconveniente, y es que la fruta manipulada posee una mayor probabilidad de contaminación, ya que el interior de la pieza, al estar cortada, queda expuesta al aire sin una piel que la recubra, la cual es precisamente la que impide que este tipo de riesgos puedan aparecer. Este procedimiento nos lleva a plantearnos si es seguro comprar fruta por piezas

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria ha realizado una investigación sobre ello a partir del estado de conservación de varias frutas como el melón y la piña. Las conclusiones a las que han llegado dictaminan que la fruta cortada posee una vida útil mucho menor, ya que el desarrollo en ella de microorganismos negativos como la Salmonella son más frecuentes. También es relevante la tipología de la fruta. Y es que las más maduras y ácidas se deterioran en un menor periodo de tiempo. Un ejemplo muy representativo de esto sería la piña.

La fruta por piezas puede aguantar sin deteriorarse alrededor de tres horas si la temperatura ambiente no supera los 25 ° y el lugar está en unas buenas condiciones de aislamiento y ventilación. De hecho, si se compra la fruta en este estado, lo más recomendable es meterla en la nevera lo antes posible.

Para evitar problemas de salud, debemos cerciorarnos de que los comercios donde obtenemos dichos alimentos cumplen unas estrictas medidas de higiene, además de controlar el acondicionamiento y la temperatura de los mismos. Si se cumplen estas medidas, no habría ningún problema para consumir la fruta de esta forma.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png