Borrar

Belén Hernández

Salamanca

Viernes, 1 de marzo 2024, 18:48

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El colegio Maestro Ávila reunió este viernes a algunos de sus alumnos más conocidos de corte político dentro de la conmemoración de su medio siglo de vida. «Espero que en la visita os sintáis como en vuestra casa, que lo fue durante años». Con estas palabras el profesor Fernando Vicente le dio la bienvenida al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; al alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo; al delegado de la Junta, Eloy Ruiz; y al concejal de Participación Ciudadana, Roberto Martín Parra.

Les recibió una delegación de exprofesores que tuvieron a los representantes políticos en sus aulas y que contribuyeron a su enriquecimiento personal. Un emotivo momento en el que hubo alguna confidencia y un poco de orgullo por parte de aquellos maestros. Fernández Mañueco fue el primero en escribir en el libro de firmas. Un texto largo en el que incidió precisamente en cómo le marcó el colegio en su crecimiento como alumno «y cómo nos hicimos personas», le explicó después a Guillermo, un alumno de tercero de Primaria. «Ya lo entenderás cuando tengas 18 años», continuó el presidente de la Junta, rodeado por un comité de estudiantes de prácticamente todos los cursos del centro, de niños de primero hasta Bachillerato y Ciclo Formativo.

Interrogatorio infantil

Se sometió a un tercer grado junto su compañero de colegio, Carlos García Carbayo, con el que coincidió en el centro aunque era un poco más mayor. Durante algo más de media hora los chicos lograron sacar testimonios jugosos en lo personal y en lo profesional, más a Mañueco que a Carbayo. Leo, de primero de Primaria: «Presidente, ¿a qué le gustaba jugar en el recreo?», logró preguntar después de unos minutos de tensión tras quedarse en blanco. «Me gustaba estar allí donde había una pelota», resumió Mañueco. De pequeño el presidente se conocía muy bien el campo de lo que entonces se llamaba futbito, pero también el de balonmano y voleibol. Si era fútbol, casi siempre era portero. Pero Mañueco también expuso la serie de juegos que entonces eran cotidianos como el pico, zorro, zaina, el escondite o el pañuelo. Con el profesor de dibujo delante, don Miguel, confesó uno de sus pecados que cometió en aquella época, ahora que ya ha prescrito. «Teníamos que hacer láminas en Dibujo y mi madre hacía más que yo. La nota era más de ella que mía».

Relajado «y sin exámenes»

Carbayo bromeó ante los niños sobre lo relajado que había ido al colegio esta vez, «sin tener que estudiar ni hacer exámenes». No contó las anécdotas «más jugosas» que le ocurrieron en el centro, pero sí que su llegada no fue ni alegre ni a la primera. «Mi padre nos dijo un día que ya no íbamos a estudiar en el Francisco de Vitoria, donde tenía a mis amigos, y que mi hermano y yo nos íbamos al Maestro Ávila. Entonces había que hacer un examen de acceso y a mi padre se le olvidó ir, así que no pudimos hacerlo y pensamos que era nuestra oportunidad para no cambiar de centro», relató. Pero a los pocos días allí estaba, sin hueco en el equipo de fútbol, el deporte que más le gustaba. «El primer año no me metieron en el equipo y estuve de utillero, aunque al año siguiente ya era titular».

Antes de hacer un recorrido por las instalaciones junto a la consejera de Educación, Rocío Lucas, para constatar cuándo ha cambiado el colegio, Hugo, del Ciclo Formativo, se puso serio y preguntó al presidente de la Junta qué medidas van a tomar ante la introducción de la inteligencia artificial en el mercado laboral. «La inteligencia artificial debe tener regulación y límites, pero nos ayuda en temas de sanidad, educación y cuidado de los mayores. No hay que tenerle miedo, hay que tener la mente abierta», instó Mañueco. «Gracias por esta oportunidad y espero que este siga siendo un colegio bueno y grande», cerró el acto el alcalde.

ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
ALMEIDA
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo
El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

El viaje al pasado de Mañueco y Carbayo