Borrar
Un grupo de sanitarios de la UCI pediátrica. ARCHIVO
Salamanca tiene la mayor plantilla de empleados públicos de los últimos 12 años

Salamanca tiene la mayor plantilla de empleados públicos de los últimos 12 años

El Estado continúa eliminando puestos en favor de Madrid, mientras que la Junta suma 1.654 en el último año

Martes, 16 de enero 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una quinta parte de los trabajadores de esta provincia son empleados públicos. Salamanca dispone ahora de la mayor plantilla de funcionarios y laborales al servicio de las administraciones públicas de los últimos 12 años. Solo entre julio de 2022 y el mismo mes de 2023 sumó 1.738 más, el mayor aumento anual en, al menos, una década. Tras casi un año sin publicar los habituales informes semestrales, el Ministerio para la Transformación Digital y de la Función Pública difundió este lunes las ediciones del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas correspondientes a enero y julio de 2023. En el último de ellos se recoge que en Salamanca el Estado, la Junta, la Diputación y los ayuntamientos suman ya 26.089 trabajadores frente a los 24.351 que había doce meses antes. Una subida de más de un 7% en la que nada ha tenido que ver la administración central, sino que se debe casi totalmente a las más de 1.600 nuevas personas contratadas por la Junta de Castilla y León.

Tras alcanzar el pico de empleados públicos en 2010, en plena crisis económica, las administraciones públicas pusieron en marcha planes de austeridad que pasaban por el «adelgazamiento» de las plantillas. En seis años lograron amortizar el 12,7% de los puestos de trabajo, más de 3.300 empleos públicos. No obstante, a partir de 2019 tanto los ayuntamientos y la Diputación, como la Junta de Castilla y León, volvieron a convertirse en un importante motor de empleo en la provincia. Sin embargo, el Estado no solo no ha incrementado su personal en Salamanca, sino que incluso ha prescindido de algún trabajador más. Mientras que en la capital de España el Gobierno de Pedro Sánchez ha creado desde 2018 casi 10.800 nuevos puestos en Ministerios y organismos públicos dependientes del Estado (7,3%), más de 7.000 de ellos (4,6%) en el último año, en Salamanca han desaparecido 53, un 1,1%. Pese a que el presidente del Gobierno anunció en la pasada legislatura planes de descentralización como medida para generar nuevo empleo y economía en la España «vaciada» y no solo en Madrid, a este provincia no han llegado. Así, en la última década el Estado ha amortizado uno de cada seis empleos (16%) con los que contaba en los servicios territoriales de Salamanca, con lo que el personal con el que cuenta ahora representa la plantilla más reducida, al menos, desde 2007. Mientras que en el conjunto de España, los ministerios y organismos estatales han generado un 2,5% más de empleos, en Salamanca ha prescindido del 0,6% de los que ya había.

Frente al centralismo del Gobierno central, la Junta de Castilla y León, que en los años previos también primó la creación de empleo en Valladolid, se ha convertido en el último ejercicio en el gran motor del empleo público en Salamanca. Conforme a los datos de la Secretaría de Estado de Función Pública, la administración autonómica generó en doce meses —de julio de 2022 a julio de 2023— 1.654 nuevos empleos. Implica un incremento de un 11,4% de la plantilla en esta provincia. Si bien es cierto que en la ciudad del Pisuerga se habrían generado en el mismo periodo 2.359 empleos, porcentualmente suponen un aumento del 10,3%, menos que en Salamanca. Aún así, el personal con el que la Junta cuenta en Valladolid ha aumentado un 34,5% desde 2017, cuando más «adelgazada» se encontraba la administración, mientras que el incremento de plantilla en la provincia charra en esos seis años se ha hecho a la mitad de ritmo (16,6%).

Hasta 2017 el Estado contaba con más personal a su servicio en la provincia que las entidades locales. Sin embargo, una vez que se dejó atrás la anterior crisis económica, los ayuntamientos de los 362 municipios y La Salina han ido poco a poco sumando nuevos puestos de trabajo hasta llegar a sumar 5.245 empleados, 581 más que los que tiene la administración central en Salamanca. Mientras que el Ejecutivo de Pedro Sánchez apenas ha creado nuevas plazas de funcionario o personal laboral en este territorio, los consistorios y La Salina han sumando más de medio millar.

Los datos del Ministerio a cuyo frente se encuentra José Luis Escrivá coinciden con las últimas estadísticas del Instituto Nacional de la Seguridad Social, que apuntan que más de un tercio de los nuevos ocupados que ha sumado Salamanca en el último año trabajan para la administración pública. Estos nuevos empleados desarrollan su labor mayoritariamente en sanidad, servicios sociales y educación, áreas que son precisamente competencia de la Junta de Castilla y León, administración que más empleo ha generado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios