Borrar
Un paciente maneja envases de fármacos para tratar la depresión.
Los psicólogos, ante el Blue Monday: «La vida perfecta no existe»

Los psicólogos, ante el Blue Monday: «La vida perfecta no existe»

Hoy se celebra el Blue Monday, conocido como el día más triste del año. La psicóloga Belén Silguero asegura que lo importante de este día es que la gente se dé cuenta de que «el mayor error que la sociedad puede cometer es pensar que, en la vida, siempre hay que estar felices»

Elena Martín

Salamanca

Lunes, 15 de enero 2024, 09:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Se trata del tercer lunes del mes de enero, pero no es un día cualquiera. Le llamaron 'Blue Monday' porque el color azul denota pasividad, tristeza, pasotismo y apatía, lo cual le ha convertido en el día más triste, pesimista y deprimente del año, pero, para los profesionales de la psicología, el problema de este día no está en el abatimiento que, en ocasiones, siente la gente, sino en que estar triste es una situación que no se normaliza lo suficiente, ya que parece que la sociedad te impone que siempre tienes que tener una buena salud mental. Así mismo lo afirma Belén Silguero, vocal-presidenta por Salamanca del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León.

«El mayor error que podemos cometer es pensar que, en la vida, tenemos que estar siempre felices. Parece que la sociedad impone un estado de bienestar y felicidad y eso es bastante surrealista. La gente debe aceptar la vida como le va tocando vivirla y tiene que hacerlo con serenidad», asegura Silguero, resaltando que «la vida no es perfecta porque siempre va a haber momentos de tristeza, de traiciones y, en general, difíciles».

Respecto a la forma de afrontar el que supuestamente es el día más triste del año, la vocal-presidenta por Salamanca del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León asegura que «la mejor forma de compensar las emociones desagradables que tenemos se aprende cuando somos pequeños», haciendo hincapié en que resulta trascendental la forma en la que enseñamos a los más pequeños que, en la vida, existen emociones positivas, pero también negativas. «La tristeza es tan necesaria y tan adaptativa como lo es la alegría. Es normal que, en algunos momentos, nos sintamos enfadados, al igual que lo es que nos sintamos tristes y queramos desahogarnos. Todas las emociones son necesarias y todas son útiles. Si una persona pierde a un ser querido, nos parecería completamente surrealista que se mostrara feliz o como si no hubiese pasado nada», afirma Silguero.

«No hay una felicidad eterna»

Para Belén Silguero, vocal-presidenta por Salamanca del Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León, «la felicidad eterna no existe». Para superar las situaciones en las que sintamos tristeza, es vital que nos enfrentemos a lo que sentimos y que afrontemos nuestros sentimientos de una forma realista. «A día de hoy, parece que no tenemos tiempo para sentarnos frente a otra persona y escucharle atentamente con una atención plena dejando a un lado el móvil o apagando la televisión o la radio. Parece que estamos llenos de ruido y también parece que, a la gente, este hecho le asusta. Debemos tener un momento para interiorizar, para pensar cómo nos sentimos... Eso es algo clave para que conozcamos cuáles son nuestras fortalezas y cuáles son nuestras debilidades», recalca Belén Silguero, lanzando un alegato sobre la importancia de la salud mental en un momento en el que, poco a poco, se está luchando contra el tabú que antes suponía hablar de la terapia psicológica. «El tema de haber pasado por la pandemia del coronavirus puso muy de manifiesto la importancia de cuidar la salud mental. Sin salud mental, no hay salud», sentencia.

¿Quién creó el Blue Monday?

Año 2005. El psicólogo galés Cliff Arnall acuña el término 'Blue Monday' basándose en una ecuación matemática, de la que se saca la conclusión de que el tercer lunes del mes de enero ha de ser el día más triste del año por la supuesta confluencia de factores económicos, emocionales y metereológicos.

En el momento en el que este término se hizo viral en países como Reino Unido, el médico Ben Goldacre arremetió duramente contra esta teoría pseudocientífica, asegurando que todo lo establecido por Cliff Arnall estaba basado en «tonterías corrosivas, sin sentido, vacías y falsas, con las que lo único que hace es caricaturizar y socavar la ciencia».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios