Borrar
Elma Saiz, ministra de Seguridad Social, en un acto. EP
Nuevo «mordisco» a la nómina de los salmantinos

Nuevo «mordisco» a la nómina de los salmantinos

El tipo de impuesto se irá incrementando un punto básico cada año hasta 2029

B. H.

Salamanca

Lunes, 1 de enero 2024, 17:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El impuesto sobre la nómina, oficialmente llamado MEI (Mecanismo de Equidad Intergeneracional) empezó a aplicarse en España este pasado 2023 para financiar la hucha de las pensiones. En su primer año ha gravado la nómina de los trabajadores en un 0,6%, del que el 0,5% lo asumía la empresa y el 0,1% el trabajador. De cara a 2024 sube el tipo al 0,7%, del que la compañía asume el 0,58% y el trabajador el 0,12%. Este impuesto grava la base de cotización, es decir, la remuneración mensual bruta incluidas las pagas extras prorrateadas. A modo de ejemplo, un empleado que cobre 1.200 euros netos al mes, tendrá una base bruta de entorno a 1.900 euros al mes. Ahí se aplica el 0,7%, que serán unos 13 euros, de los que la empresa pagará unos 11 euros y el trabajador, unos 2,2 euros.

El tipo de impuesto se irá incrementando un punto básico cada año (0,8% en 2025; 0,9% en 2026; 1% en 2027...) hasta alcanzar el 1,2% en 2029. Se aplicará hasta 2032, año en el que el Gobierno lo revisará. A partir de 2024, todas aquellas personas físicas que en cualquier momento del período impositivo hubieran estado dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA) o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar deberán presentar la declaración de la Renta independientemente de los ingresos obtenidos. Antes sólo tenían que realizar la declaración aquellos autónomos que hubieran obtenido rendimientos netos a través de sus actividades económicas por encima de los 1.000 euros al año o que hubieran obtenido rentas inmobiliarias por encima de los 1.000 euros anuales.

El Ministerio de Hacienda ha eliminado de cara a este 2024 la reducción extraordinaria del 10% en el IRPF para los autónomos que tributen por el sistema de estimación objetiva, también conocido como el sistema de módulos, lo que se traducirá en que estos profesionales (unos 430.000 en todo el país) tendrán que abonar por este impuesto unos 120 millones de euros más que en 2023, lo que supone una media de 280 euros al año más por autónomo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios