Borrar
Llegada de un tren de Madrid a la estación de Salamanca. ARCHIVO
La nueva oferta de Renfe para ir a Madrid: trenes que tardan tres horas ¡y cuestan el triple!

La nueva oferta de Renfe para ir a Madrid: trenes que tardan tres horas ¡y cuestan el triple!

Comercializa billetes combinados que obligan a parar hasta 46 minutos en Valladolid, tardan casi el doble que un Alvia y cuestan como un Ave

Sábado, 16 de marzo 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Dos trenes parten de la estación salmantina de Vialia con una diferencia de veinte minutos. Con el primero se tarda tres horas en llegar a Madrid, cuesta 60,20 euros, se detiene en Valladolid y obliga a hacer un transbordo de 46 minutos. El segundo cuesta una tercera parte (19,95 euros) es directo y llega a la capital del España solo dos minutos después que el anterior. ¿Cuál debería coger un viajero? No es un problema matemático de Primaria, sino la nueva realidad de Salamanca. Como ya adelantó LA GACETA hace dos semanas, Renfe ha empezado a ofrecer billetes combinados, es decir, con transbordo, para que haya más frecuencias entre la ciudad del Tormes y Madrid, pero las nuevas opciones que pone sobre la mesa la operadora exigen hasta tres horas de viaje, más incluso que los Media Distancia que salen a una hora similar, y son el triple de caros.

La web de la compañía ha incorporado hasta cuatro nuevas opciones diarias por sentido para viajar entre Salamanca a Madrid. Todas ellas exigen transbordo y, aunque combinan MD, Alvia y hasta AVE, suponen que el traslado tenga una duración mínima de dos horas y 35 minutos que en algunos casos llega a las tres horas. Pese a todo ello, la mayoría de estas plazas se ofrecen por precios que oscilan entre 56 y 60 euros. Mientras tanto, Renfe mantiene bloqueada —al menos hasta la tarde de este viernes— la compra de billetes para los Alvia directos de Vialia a Chamartín que duran una hora y 40 minutos y en los que gran parte de los usuarios viajan gratis con el abono puesto en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez. A partir del 8 de abril, Lunes de Aguas, no se permite reservar plaza en los trenes rápidos y, aunque hace ocho días Renfe anunció que esta semana se pondrían ya a la venta, ayer continuaban sin poderse comprar ni se conocía la reorganización horaria de frecuencias que se anunció como consecuencia de las obras en la estación de Chamartín.

A las frecuencias ya existentes, la operadora ha sumado cuatro más en sentido Salamanca-Madrid. Salen a las 7:15, 12:28, 14:00 y 16:08 horas, los días laborables. Los sábados y domingos serían las mismas, salvo la primera de ellas que se retrasa a las 9:55. A los 12:28 ya salía un MD de Salamanca, que tras pasar por Ávila llega a Príncipe Pío a las 15:10 horas. Viajar en él cuesta 19,95 euros. Ahora, además de ese, Renfe comercializa un billete para coger un Alvia que sale de Salamanca a esa misma hora y llega a Valladolid donde es necesario esperar 24 minutos para coger otro tren rápido que llega a las 15:03 horas a Chamartín. Así, ahorrar siete minutos de viaje sale, por ejemplo, el próximo lunes, por 41,2 euros puesto que el billete combinado tiene un precio de 61,20 euros. La única alternativa competitiva que ha introducido Renfe, pero solo por el precio y no por la duración del traslado, es la combinación del MD a Valladolid de las dos de la tarde con un Avlo —alta velocidad a bajo coste— con destino a Alicante que permite llegar a Madrid en dos horas y 45 minutos desde 17,7 euros.

En sentido contrario, para venir desde la capital madrileña hasta la ciudad del Tormes, Renfe ofrece dos opciones nuevas a las 17:38 horas en dos Alvias que salen a la vez de Chamartín y que permitirían enlazar con un MD en Valladolid. En ambos casos serían casi tres horas de viaje a 56,2 euros, cuando un Media Distancia que sale de Príncipe Pío quince minutos después cuesta menos de 20 euros y que no exige cambiar de convoy tarda solo siete minutos menos en llegar a Vialia. Por otra parte, en abril Renfe ofrecerá coger un AVE en Chamartín para venir a Salamanca. Se trata de un tren de alta velocidad procedente de Valencia que continua hacia el norte y para en Valladolid, donde habría que enlazar con un media distancia. El coste también triplica el de un billete en tren directo desde Príncipe Pío y la duración del viaje es de dos horas y 45 minutos.

Desde la operadora explican que estas nuevas frecuencias que aparecen en la web de Renfe responden al nuevo sistema de enlaces que está implementando la compañía a nivel nacional y que aún se encuentra en fase de pruebas. Muestra distintas posibilidades para enlazar trenes, pero la operadora insiste en que estos billetes combinados que se ofertan no tienen nada que ver con la reordenación horaria de los Alvia que está prevista a partir del 8 de abril.

A última hora de la tarde de este viernes seguía siendo imposible comprar un billete para cualquiera de los Alvia que unen Salamanca y Madrid a partir del 8 de abril. A poco más de tres semanas de esta fecha, Renfe mantiene bloqueada la venta de plazas en los tres trenes rápidos que circulan diariamente en casa sentido. El pasado 8 de marzo, la compañía explicó el motivo: una reorganización horaria motivada por la reducción de vías disponibles en la estación de Chamartín como consecuencia de las obras que se están acometiendo en ella. En el comunicado, la compañía se insistía en que esta semana se sacarían a la venta los billetes para poder viajar en los Alvia hasta el 6 de mayo. Al cierre de esta edición seguía sin hacerlo y los viajeros seguían sin poder comprar billetes para el Lunes de Aguas y cualquier día posterior.

Aunque ahora está bloqueada la venta para estos convoyes, hay viajeros que hace semanas sí pudieron comprar billetes para los Alvia posteriores al 7 de abril. Desde atención al cliente de la operadora insisten en que esos trenes en los que de momento se impide reservar más plazas siguen estando planificados, pero que no disponen de datos sobre las modificaciones que sufrirán en su horario. Y fuentes de la compañía aseguran que las nuevas frecuencias con trasbordo entre Salamanca y Madrid no tienen nada que ver con la reorganización horaria de los Alvia que continuarán prestando servicio en los próximos meses.

Ante esta situación, el alcalde, Carlos García Carbayo, volvió ayer a denunciar que la actual situación «pone en evidencia, otra vez, la falta de voluntad política del Gobierno de Sánchez para devolvernos lo que es nuestro». En la misma línea, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, tildó de «absolutamente vergonzoso que teniendo los medios, las infraestructuras que ya hizo el PP, la provincia esté siendo castigada de esta manera. Solo tiene una explicación y es política: PSOE en Salamanca 1 diputado, PP tres diputados». En la misma línea, la consejera de Movilidad, María González Corral, criticó en que ni el ministro de Transportes, Óscar Puente, ni el presidente de Renfe atienden las peticiones de reunión del Gobierno autonómico mostrando «olvido y desprecio» hacia Salamanca y Castilla y León.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios